[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Lucía Canga: “Cuando entramos en la dirección lo primero que hicimos fue preparar el cole para la vuelta en septiembre”

Publicado el 02/04/2021
El tapin Lucía Canga: “Cuando entramos en la dirección lo primero que hicimos fue preparar el cole para la vuelta en septiembre”Lucía Canga

Lucía Canga es la nueva directora de la Escuela Infantil Peña Careses de Pola de Siero, desde el pasado 1 de julio, que cuenta con un nuevo equipo directivo completo, que lo forman: Mónica Montes como secretaria y Bibiana Álvarez, jefa de estudios. “Este año cumplo mi curso número 13 en el centro. Nosotras estábamos ya pensando en presentar el proyecto para la dirección, porque le quedaba un año a la directora anterior para cesar en el cargo, pero con la pandemia desde la consejería le pidieron un año más de prórroga, pero al final decidió no continuar y nuestro nombramiento fue de un día para otro”, explicó la docente.

Canga comentó que la matrícula se mantuvo, a pesar de la pandemia, en 227 alumnos. “Cuando entramos en la dirección lo primero que hicimos fue preparar el cole para la vuelta en septiembre. Lo primero que se hizo fue zonificar todo el patio, usar las cuatro entradas con las que cuenta el centro, dos principales y dos por el patio. También movimos todos los horarios, para separar las aulas en dos bloques y realizar los patios en horarios diferentes, con la idea de que entren todos los alumnos en el patio con sus aulas burbuja. Hubo un trabajo extra considerable antes de iniciarse el curso”, afirmó.

La directora considera que, gracias a esa labor previa al inicio del curso, esto unido a que su alumnado, niños y niñas de 3 a 5 años, no llevan mascarilla, no está teniendo mucha incidencia de contagios en el centro. “Mantenemos muy bien los grupos burbuja no hay aglomeraciones, controlando las entradas y salidas, los patios zonificados nos permiten que no exista ningún tipo de relación de unos con otros”, apuntó.

 Se produjeron cierres de aulas en los meses de noviembre un aula tres días, a finales de enero otra aula durante una semana y en febrero otra aula, todos por positivos de un estudiante. “En el primer trimestre estuvimos muy bien, pero con la tercera ola sufrimos más incidencia y en este momento no hay casos. Hay que agradecer la gran labor que realiza todo el profesorado manteniendo las medidas y limpiando constantemente las superficies, porque nos niños no llevan mascarilla y además comparten todos los espacios, porque tenemos alumnos que comienzan en el cole con dos años”, relató.

Canga comentó que el covid ha afectado al desarrollo de las actividades programadas y los proyectos, porque las aulas comunes no se pueden usar como el aula modelo y el digital, tampoco la biblioteca y el gimnasio, por lo que se ven limitados por eso. “Los niños pasan muchas horas más en el aula. Aunque mantenemos algunos proyectos como el huerto escolar, pero los proyectos sanitarios como el de “La Boca Sana” se ha dejado de hacer, porque lo realizaban desde el Centro de Salud; continuamos con Cogersa y con los proyectos que nos facilita el Ayuntamiento, que tienen que desarrollarse en el centro, porque no podemos ir como antes a la Casa de Cultura o el Auditorio. No podemos hacer ninguna salida y las complementarias, como la celebración de los Güevos Pintos con el desfile no se pueden hacer y las familias no pueden entrar al centro”, apuntó.

Aunque no pueden salir del centro si que en Carnaval desfilaron en el cole, sin juntarse las aulas burbujas. “Se han tenido que reestructurar todas las actividades. Los críos tienen una gran capacidad de adaptación y al principio del curso sí que lo notaban, pero con el paso del tiempo ya menos, además intentamos hacer la psicomotricidad en el patio al aire libre y procuramos hacer actividades de juego y música en el aula para facilitarles el movimiento”, comentó.

En cuanto al número de docentes cuentan con los mismos, pero si se reforzaron otros servicios como los de la limpieza, que acude también durante las horas lectivas y hay un monitor más en el comedor.