[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El sierense Eduardo Rodríguez García arbitrará en 2ºB esta temporada

El colegiado fue el encargado de pitar el encuentro que enfrentó en play off al UD Llanera y al Covadonga

Publicado el 05/10/2020
El tapin El sierense Eduardo Rodríguez García arbitrará en 2ºB esta temporada

El vecino de Ferrera, Eduardo Rodríguez García, ha conseguido ascender de categoría y esta temporada arbitrará en 2ºB, cuenta con 29 años de edad y comenzó su carrera como árbitro a los 18 años, “de pequeño jugué al fútbol en el equipo Condal de Noreña, con los amigos, pero mi hermano de aquella ya era árbitro, siempre me gustó y con 18 decidí cambiar de bando y pasar de jugador a árbitro. Yo veía a mi hermano, que es diez años mayor que yo arbitrar y siempre me llamó la atención y me gustó, decidí meterme a estudiarlo y prepararme”, apuntó.

Rodríguez aseguró que lo primero de todo fue estudiar en profundidad las reglas del juego, “hice los cursos que organizaba la Federación de Fútbol y el Comité de Árbitros, me apunté a uno de ellos en octubre de 2009, que duró un mes. Después comencé a arbitrar al fútbol base y de ahí aprobando las pruebas físicas y los exámenes vas ascendiendo de categoría”, relató. Tras estar un año en el fútbol base ascendió a Segunda Regional donde estuvo otro año, otro más en Primera Regional y otro en Preferente, hasta que subió a Tercera División donde estuvo dos años hasta que ascendió a 2ºB y volvió a descender a Tercera, en total estuvo tres años en Tercera hasta este año que volvió a ascender a 2ºB.

“Esto es igual que con los equipos, algunos suben, otros se mantiene y otros bajan. Contamos con un formador que te va puntuando y los mejores ascienden”, apuntó. Rodríguez comentó que para él, que ya conoció hace dos años esta categoría, supone el haber conseguido un objetivo que tenía marcado por el que ha trabajado muchísimo, “fue una gran alegría, porque esto me permite salir fuera de Asturias a arbitrar partidos, conocer campos por España y también salir cuarto árbitro en el fútbol profesional, en Segunda y Primera”, aseguró.

El sierense trabaja, pero asegura que esto no es un impedimento para realizar su labor arbitral, ya que los partidos se juegan los fines de semana, que él no está en su puesto de trabajo y en caso de tener que jugarse algún partido por semana Eduardo asegura que pedirá sus días de vacaciones. “Me gustaría arbitrar cualquier partido de 2º B, aunque es cierto que te gusta ir siempre a los campos que sean más grandes, pero me vale cualquiera. Siempre prefieres que te toquen partidos importantes, como el primero contra el segundo, algún derbi con ambiente, aunque ahora esto va a estar complicado con la pandemia, porque de momento los partidos van a seguir disputándose sin público en las gradas”, afirmó.

La liga de 2ºB comenzará a jugarse el 18 de octubre, incluso le podrá tocar arbitrar la Copa del Rey. “En la pasada temporada arbitré hasta marzo, que se suspendió la liga con el estado de alarma decretado por el Estado. Estuvimos parados, pero yo por suerte en mi casa podía entrenar en la finca por el prado sin ningún problema al aire libre, que mucha gente no pudo hacerlo al vivir en un piso y no poder salir de casa. Con la nueva normalidad la liga no se reanudó, pero nos pusieron las pruebas físicas y los exámenes en el mes de julio, para los ascensos. Además arbitré el partido del play off de ascenso a 2ºB, que fue el que enfrentó al Covadonga contra el UD Llanera. Al mes salió la lista y estaba entre los ascendidos”, aseguró.

Rodríguez aseguró que siempre está muy bien arbitrar un play off, porque es un partido en el que compiten dos de los mejores equipos de una categoría, que sabes que van a hacer una

gran labor y van a mostrar su mejor juego para ascender. “Siempre te presta más arbitrar eso que un partido normal de liga. Aunque se echó de menos el ambiente, porque en esos partidos los campos se llenan, pero es lo que toca este año”, afirmó.

Aunque ascendieron a 2º B este año el Covadonga y el Lealtad, el árbitro no va a encargarse de ningún partido en el que un equipo asturiano compita, ya que él sólo arbitrará los de conjuntos de fuera de la región normalmente de Galicia, País Vasco o Castilla y León, pero después en Segunda y Primera división puede ir a cualquier campo, hasta Canarias. “Este año por la crisis sanitaria se cambió el sistema de competición y va a ser una liga más corta y nos harán pruebas PCR antes de los partidos”, afirmó.

Eduardo aseguró que si él fuera uno de los mejores árbitros al final de la temporada, incluso podría arbitrar el play off a Segunda División. “Para conseguir el ascenso, tenemos tres pruebas físicas y exámenes todo el año, una al iniciarse la temporada y otra durante la misma, en cada partido tienes una persona del Comité de Árbitros que te evalúa”, explicó. El sierense comentó que sus referentes son los árbitros asturianos que han estado en Primera, como Mejuto o Pablo González, y muchos de otros sitios como Undiano Mallenco.

El árbitro comentó que a partir de esta temporada se elimina el límite de edad para retirarse de los árbitros, antes era en Primera División a los 45 años. Eduardo confiesa que en cuanto a las anécdotas ha vivido de todo y no todas buenas, pero para él las mayores alegrías fueron los ascensos, “sobre todo este último, que fue muy luchado y me prestó mucho conseguirlo”, aseguró.

“Es muy complicado ser árbitro, porque nunca está bien para todo el mundo, siempre tienes que hacer frente a las críticas. La gente no entiende que nosotros tenemos que cumplir las normas, eso a veces les fastidia cuando su equipo se ve perjudicado por una decisión. Somos a veces muy incomprendidos en la labor que hacemos, pero sin nosotros no existiría el fútbol, porque formamos parte de ello. Lo que echamos de menos es que la gente conozca más las reglas, porque muchos hablan sin saber lo que dicen”, afirmó.

Rodríguez aseguró que el VAR supone una gran mejora y un avance para el deporte, porque cualquier error grave que se les pase en el terreno de juego siempre habrá un compañero que lo vea en la pantalla, le avise y no pasará inadvertido. “Los partidos de los que mejor recuerdo tengo son los cuatro play off que arbitré, los tres anteriores al de este año fueron con público, con mucha gente y dos de esos partidos fueron en estadios grandes con 8.000 o 9.000 personas e impresionan, porque los partidos de por aquí suelen tener como media 200 personas de público. También fue emocionante un amistoso que pite en el Carlos Tartiere, entre el Real Oviedo y el Atlético de Madrid, que son dos equipos profesionales, fue en julio de 2015”, aseguró.

Eduardo considera que lo principal para ser árbitro es que te guste el fútbol, ser una persona tranquila para que no te afecte lo de alrededor y estar seguro con las decisiones que tomas, “lo principal es que te tiene que gustar lo que haces”, aseguró.