[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Ciudadanos rogó en el pleno que se maximice el diálogo con las administraciones para que se realicen las obras en la pasarela que une Lugones y el Carbayu

Publicado el 30/07/2020

La portavoz de Ciudadanos, Patricia Martín, comenzó su resumen del pleno ordinario del mes de julio explicando que la sesión acabó con la petición de su partido al alcalde para que maximice el diálogo con las administraciones supramunicipales, con el objetivo de que se realicen las obras de mejora en la pasarela que une Lugones y el barrio de El Carbayu. “En el año 2018 incorporamos unas enmiendas a los presupuestos del Principado y hemos rogado para seguir haciendo presión y trasladar esta problemática vecinal del Carbayu, para que les permita un paso seguro para los niños que acuden al colegio y que no caiga en saco roto”, apuntó.

En cuanto a la moción de su partido recordó que versaba sobre la ocupación ilegal y fue aprobada por mayoría. “Todos los días vemos casos en la prensa, no solo se ocupan edificios que pertenecen a bancos o promotoras que no fueron vendidos, sino que hay personas que se van a trabajar y cuando vuelven están encontrándose sus casas ocupadas. Esto se debe a la impunidad absoluta que existe, porque el proceso es largo y tedioso y eso hace difícil que se pueda recuperar la vivienda de manera ágil y eso no ocurre en otros países. Presentamos esta moción como complemento al trabajo que está realizando Ciudadanos en el Congreso con esa ley Anti ocupación”, afirmó.

Martín afirmó que en su moción presentan medidas muy concretas que el Ayuntamiento puede implementar en materia de ocupación, como coordinarse con las fuerzas de seguridad, aumentar la vigilancia de los edificios susceptibles de ocupación u ofreciendo asesoramiento e información sobre la situación. “Hay varios tipos de ocupación, pero defendemos el derecho de la propiedad e impulsar políticas sociales que favorezcan el acceso a la vivienda, para que de ningún modo la ocupación sea una alternativa para tener vivienda”, explicó.

Otra de las mociones fue presentada por IU, donde promovía la gestión de una serie de medidas para que el concejo sea más sostenible a nivel de medioambiente y hay que seguir avanzando en las políticas de residuos cero y por eso la apoyaron. Ciudadanos se abstuvo en la moción presentada por Somos que iba dirigida a pintar los bancos de los núcleos urbanos con la bandera del colectivo LGTBI. “Reiteramos nuestro apoyo a la defensa de este colectivo igual que apoyamos a cualquier colectivo que vea vulnerado sus derechos, porque defendemos la libertad e igualdad de todos los españoles. Pero nos preguntamos porque no pintarlos cada año de un color por los diferentes colectivos, incluso de negro por los fallecidos por el COVID-19”, apuntó.

Además, la portavoz se pregunta por la situación de los bancos del concejo, “en la zona rural apenas hay y los que hay están rotos o con los clavos a la vista. En la Urbanización Malvarán podemos ver como los bancos están en malas condiciones. Centrémonos en el mantenimiento de nuestros equipamientos y mobiliarios, sigamos trabajando en la educación de nuestros niños para que no se produzcan situaciones de rechazo al colectivo LGTBI y por eso nos hemos abstenido, en apoyo a sus derechos”, narró.

En el turno de preguntas Ciudadanos preguntó por el calendario de apertura, aunque sea parcial, de los centros de estudio con el fin de dar cobertura a los opositores y estudiantes que no tienen un lugar donde estudiar, la respuesta fue que no se van a abrir. También preguntaron por el progreso de la conexión peatonal de Lugones con La Fresneda y seguirán de cerca el proyecto para el beneficio de los vecinos. Otra de las cuestiones fue sobre la fecha de la firma del convenio de las escuelas infantiles con el Principado, porque todavía adeuda al Ayuntamiento casi 400.000 euros. La última pregunta fue sobre las medidas que se van a tomar para garantizar la privacidad de todas aquellas víctimas de violencia de género, mientras están siendo atendidas en dependencias policiales.