[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Fallece el sacerdote Luis Valdés Díaz, párroco de La Carrera durante cincuenta y cuatro años.

“Fue un cura muy adelantado a su tiempo, con ideas muy claras y una persona muy íntegra, aunque tenía sus seguidores y detractores”.

Publicado el 27/03/2020
El tapin Fallece el sacerdote Luis Valdés Díaz, párroco de La Carrera durante cincuenta y cuatro años.Luis Valdés Díaz en la iglesia de La Carrera

El pasado jueves, 26 de marzo, fallecía Luis Valdés Díaz, quien fue párroco de La Carrera durante cincuenta y cuatro años.

Don Luis había nacido en Carbayín Bajo, en 1931, siendo ordenado sacerdote en 1957, en la catedral de Oviedo. Su primer destino fue en La Pola Siero como coadjutor donde, después de varios años ayudando en la parroquia y dando clases de religión en la Escuela de Artes y Oficios, fue acusado de “ideas izquierdistas” por su comprensión con las reivindicaciones de los mineros y el obispo de entonces decidió enviarlo a Anleo, en Navia, para “alejarlo del conflicto social”.

Allí estuvo tres años, tras los cuales fue destinado a la  parroquia de La Carrera, donde ejerció como párroco durante cincuenta y cuatro años. Hace tres años que se había jubilado.

Su ejercicio como párroco no estuvo exento de polémica, pues “tenía sus seguidores y detractores”, manifiesta Marian Valdés, vicepresidenta de la Asociación Amigos de El Berrón, explicando que “fue un cura muy adelantado a su tiempo, con ideas muy claras y una persona muy íntegra. Arregló la iglesia, con la ayuda del pueblo, y mantuvo el cementerio parroquial muy cuidado”. Este mismo año, había recibido un homenaje en el Hogar de Pensionistas San Martín de La Carrera, en El Berrón.