[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El Garfil consiguió otra nueva victoria en el partido que cerró la primera vuelta

El equipo de Lugones se planteará poner una queja formal ante el comité de árbitros por primera vez en sus 25 años de historia

Publicado el 27/01/2020
El tapin El Garfil consiguió otra nueva victoria en el partido que cerró la primera vuelta

Se enfrentaba el Garfil al Marino de as Figueiras, en el partido que cerraba la primera vuelta. El Garfil salía a por todas y en el minuto 3 una buena jugada de los locales ponía el 1-0 en el marcador, con un gol de Jesús que entraba por la misma escuadra. Pasaban los minutos y el Garfil gozaría de varias ocasiones claras que solo las paradas de Noel hacían que el marcador no se moviera. Ya en estos minutos los árbitros decidieron que querían ser protagonistas del encuentro y en una falta más que discutida empataba Damián  en el 13’.

Ambos equipos tuvieron ocasiones para marcar pero los porteros evitaron con grandes paradas todos los posibles goles. Con empate 1-1 acababa la primera parte. En la segunda parte el Garfil salió de nuevo decidido a ganar pero los árbitros tenían una idea diferente. En el minuto 26 marcaba Jesús en jugada individual poniendo el 2-1 a favor del Garfil y poco después marcaría Mini el 3-1 en el 28’. A partir de aquí los árbitros decidieron que los locales no podían ganar y comenzaron su recital. Primer expulsado del Garfil y los locales jugarían 2 minutos con un jugador menos. La defensa de los de Lugones evitaba todos los ataques de los visitantes que acabaron atacando hasta 5 contra 3 y cuando apenas quedaban unos segundos para que el Garfil recuperara a un jugador Marcos marcaba el 3-2 en el 34’ dejando el partido completamente abierto. Y fue sobre todo en estos momentos en donde a los árbitros se les fue la cabeza pitando continuas faltas y sacando tarjetas sin parar, sobre todo en contra de los de Lugones hasta que finalmente el Garfil cometía la sexta falta. El doble penalti lo paraba Oscar pero en una jugada posterior por pegar una palmada al balón contra el suelo sería expulsado con una segunda amarilla.

De nuevo los de Lugones se quedaban con uno menos pero ante los intentos de empatar por parte del Figueiras, Mini recogía el balón y marcaba el 4-2 a favor del Garfil que jugaba con un jugador menos y sin portero. Lo siguió intentando el Marino y de nuevo Marcos marcaba en el 38’ poniendo el 4-3 en el marcador. Hasta el final los visitantes lo intentaron con portero jugador frente a un Garfil que sin portero se defendía con orgullo y garra hasta que sonó la bocina del final. Resultado final de 4-3 para los de Lugones y un partido en el que sin haber habido ni una sola falta grave por parte de ninguno de los dos equipos que jugaron un partido absolutamente limpio y deportivo, acababa con 3 expulsados y 8 tarjetas amarillas para los locales y 3 tarjetas amarillas para los visitantes que nadie sabe de donde salieron. El Garfil se planteará poner una queja formal ante el comité de árbitros por primera vez en sus 25 años de historia.