[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Lugones acogió la presentación del libro “Fichas de Asturias 2ª Parte” escrito por el coleccionista Roberto Díaz

Publicado el 22/01/2020
El tapin Lugones acogió la presentación del libro “Fichas de Asturias 2ª Parte” escrito por el coleccionista Roberto Díaz

La Casa de Cultura de Lugones acogió la presentación del libro “Fichas de Asturias 2º Parte (Coleccionismo Monetiforme)” realizado por el coleccionista Roberto Díaz, en el que colaboró como editor, José Antonio Requejo, y la organización del acto la realizó la Agrupación de Coleccionistas de Asturias (Acoas) cuya sede es Lugones y el Ayuntamiento de Siero.

Díaz aseguró que realizó este segundo ejemplar para recoger todas aquellas fichas que no tuvieron cabida en la primera publicación y las nuevas que pudo ir consiguiendo. “Es un trabajo que realicé en 5 años recorriendo Asturias recopilando fichas de todo tipo, de empresas, comercios, establecimientos hosteleros e incluso sociopolíticas, como las que realizaban las personas el Partido Comunista cuando estaba ilegalizado, colocando la oz y el martillo o “Viva el Partido Comunista. También se recogen fichas que se empleaban para llamar por teléfono, entre otras muchas”, explicó.

El escritor explicó que después de la guerra civil se usaban las fichas para comprar y vender, porque era una forma de financiación de España, “la fábrica Mieres pagaba a sus trabajadores con fichas a finales de semana, que tenían que gastar en un economato concreto al que después daba el dinero la empresa. Esta era una forma de ganar más dinero, porque equivalían a dinero”, explicó.

El objetivo de estos dos libros es que no se pierda parte de la historia de la región, “lo que pretendo es que dentro de 20 años esto se siga recordando y que las generaciones futuras sepan que esto siempre existió”, apuntó. Una de las fichas más antiguas que consiguió Roberto es del siglo XIX y es de madera.  El autor comentó que cada una de las 340 páginas cuenta una historia diferente sobre una ficha y aseguró que encontrarlas fue lo más sencillo lo que no es tan fácil es conocer la historia de cada una de ellas.

Pero las fichas se siguen usando en la actualidad, como las que se colocan en los carritos de la compra que son de empresas concretas y les sirve de publicad, las de los festivales que se cambian para comprar o incluso las que nos dan en la gasolinera para limpiar los vehículos.