[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Fresneda recuerda a Paloma

Publicado el 17/06/2019
El tapin La Fresneda recuerda a Paloma

El pasado domingo 16 de junio, se ha celebrado en el Centro cultural de la Fresneda un emotivo acto en recuerdo de Paloma Farkoa, un acto que contó con el apoyo de la Asociación Cultural El Observador. Este encuentro siguió a la misa de El Corpus, celebrada con anterioridad en la iglesia de Santa María de La Fresneda,  y en la que también se recordó a la niña, quien fuera vecina de esta localidad.

Venidos desde Francia, en este acto la familia ha querido agradecer a todos los vecinos de La Fresneda el apoyo y cariño recibido durante todos estos meses, unos meses que han sido tremendamente duros, tras haber sido la niña diagnosticada, el pasado marzo de 2018, de un cáncer infantil tremendamente agresivo.

Rodeados y apoyados por amigos y vecinos, Oscar y Paz tuvieron la ocasión de recordar, en un acto que pretendía alejar de todos la pena por su ausencia, cómo era su hija Paloma, cómo peleó hasta el último momento contra su enfermedad, y cómo ha sido su historia de superación hasta esa última batalla que no logró ganar, pero que sin duda ha supuesto una lección de vida y ejemplo para todos.

El acto fue respaldado por sus amiguitos, quienes leyeron con cariño unas palabras en su recuerdo, compartiendo con todos nosotros, cómo era, qué cosas le gustaban, aquellas que se le daban bien, y momentos que vivieron con Paloma.

Paloma se nos ha ido. Paloma ha volado, pero siempre nos quedaremos con la entereza de esos padres, hermano, abuelos, con la fuerza de una pequeña luchadora de diez años con un gran corazón. Pues como dijo la propia Paloma a su mamá “más vale una vida corta con amor, que una vida larga sin amor”.

Paloma siempre estarás en nuestros corazones. Gracias Paloma.