[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Los niños del colegio El Carbayu aprenden como actuar ante un incendio

Publicado el 17/04/2015
El tapin Los niños del colegio El Carbayu aprenden como actuar ante un incendio

Los 190 alumnos del colegio público El Carbayu participaron en el simulacro de incendio organizado por la consejería de Educación, el Servicio de Emergencias del Principado, 112 y el Ayuntamiento de Siero, que suponía el colofón final a las jornadas de Pronto Socorro organizadas por el Consistorio en el centro durante esta semana.

Las concejalías de Bienestar Social y Seguridad Ciudadana, a través del programa de primeros auxilios”Pronto Socorro” que se desarrolló dentro de las actuaciones del II Plan Integral de Infancia, organizaron “Semana de la Prevención Escolar” en el centro lugonense. Los talleres tuvieron como contenido recursos de prevención tan vitales como la Conducta PAS, Heimlich, RCP teórico y práctico y evacuación. La formación se realizó dentro del horario escolar con talleres adaptados en duración y desarrollo de los conceptos teóricos a las edades de los participantes. Los profesores recibieron formación teórica sobre el Plan de Autoprotección y Evacuación de su centro educativo, así como formación práctica sobre el uso de extintores.

El simulacro de incendio comenzó en la caldera del centro ubicada en el patio, la directora, Eva Pello, y varios profesores acudieron al lugar del incendio con extintores pero no pudieron apagarlo, por lo que se evacuó el centro y todos los alumnos en filas se colocaron en el punto más alejado del patio. Eva llamó al 112 y en cinco minutos llegó la policía local y en ocho minutos desde que tocó la sirena los bomberos y una ambulancia. Los hándicap a los que se enfrentaron fue un profesor intoxicado que fue evacuado por la ambulancia, un muñeco que hacía de alumnos de intercambio que no sabía español y estaba escondido y otro alumno encerrado en la biblioteca que no quería salir. La salida del alumnado fue de dos minutos tras hacer frente a estos imprevistos, según comentó Fernando Crespo, técnico de Protección Civil del SEPA, que dio una nota de sobresaliente a la actuación de todo el centro.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Mauricio Bogomak, comentó que espera que la experiencia pueda repetirse en otro centro sierense el próximo año y agradeció a la consejería y el servicio de emergencias su disposición. El responsable de la consejería de Educación, Javier Sánchez, comentó que esperan poder repetir la inicitiva todos los años.