[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Valentín Fuente Álvarez apuesta por incluir a los más jóvenes en el Concurso de la Canción Asturiana del concejo

“De poco sirve que nosotros realicemos concursos y saquemos buenos cantantes, para que después no les llamen a cantar a ninguna fiesta ni acto y se invierte un dinero para contar con cantantes profesionales, para que luego no actúen”

Publicado el 01/08/2021
El tapin Valentín Fuente Álvarez apuesta por incluir a los más jóvenes en el Concurso de la Canción Asturiana del concejo

El presidente de la Asociación de Folclore Amigos de la Tradición, Valentín Fuente Álvarez, lleva más de 45 años dedicados al folclore como gaitero, este colectivo es el que organiza el Concurso de Canción Asturiana Concejo de Siero, junto a la Fundación Municipal de Cultura del concejo, “en 2020 no pudimos organizar el certamen debido a la pandemia, y ese hubiera sido la edición número 10, pero tuvimos que posponerlo para el 2021 y ya ha finalizado”, explicó.

Este certamen tuvo que adaptarse a la situación de pandemia en la que vivimos, que los llevó a organizarlo en menos tiempo, por lo que en lugar de dedicarle dos meses y medio se redujo a un mes y medio, “tuvimos que poner un cupo a los participantes, ya que al reducirlo en el tiempo solo pudieron pasar 34, cuando normalmente suelen ser 70”, apuntó. Otra de las novedades fue incluir en el concurso como sede el Centro Polivalente de Lugones, donde se realizaron dos jornadas, “fue un gran éxito allí, la gente respondió muy bien, fue una experiencia positiva y creo que el Ayuntamiento lo tendrá en cuenta para la próxima edición y así deslocalizamos el concurso para implicar a todo el concejo. El público suele acudir en mayor medida cuando se realizan las semifinales y las finales y el aforó se completó esos días”, comentó.

También se tuvieron este año que reducir los premios, al contar con menos participantes, pasando de 10 a 5, pero mantuvieron la categoría histórica del premio de la canción dialogada Memorial Agustín Argüelles y Diamantina Rodríguez. “La Fundación de Cultura se encargó de las medidas covid, como fueron del uso de la mascarilla, el gel y de señalizar las butacas que se podían usar y las que no”, afirmó.

Fuente aseguró que viendo que es una actividad exitosa y ya consolidada en el municipio de cara al año que viene hay que pensar en mejorarlo y aumentarlo, “una nota negativa es que este año TPA no vino a retrasmitir las semifinales y las finales y es una pena que siendo una televisión pública no tenga cabida la canción asturiana, se alegó para no venir que no contaban con presupuesto, cuando solo tendrían que acudir tres días. Parece que los recortes siempre caen en lo mismo la canción asturiana, cuando los índices de audiencia avalan al concurso, además este año que mucha gente mayor tiene miedo por la pandemia y se queda en su casa, hubiera sido bueno acercar el concurso a esas personas, porque es el público mayoritario con el que contamos. Se debería tener en cuenta el que es un Bien de Interés Cultural. Además, el Principado quiere impulsar el uso del asturiano y más que aquí no se usa, cantando en asturiano, se habla en asturiano y el programa está en asturiano”, apuntó.

El presidente comentó que el concejo cuenta con unos equipamientos culturales muy buenos y nuevos, por eso se propuso desde aquí el organizar un concurso regional, "un premiu autonomicu", “eso depende del Principado y los presupuestos. Estamos muy contentos con la concejala y la Fundación Municipal de Cultura, porque fue la primera que una vez que se pudo aumentar los aforos y abrir las instalaciones organizó el certamen y apostó por él. Si la administración comprueba que es un éxito y que gusta al público, debería plantearse la organización del "Premiu Autonomicu", ya que no hubo este año ningún problema a pesar del covid”, reconoció.

Orígenes

Fuente comentó que el concurso nació hace once años gracias a la cantante Anabel Santiago y a José Luis Remis, que realizaron la propuesta al Ayuntamiento de Siero y los primeros años lo organizaron ellos, pero el presidente siempre participó como gaitero, al dejar ellos la organización se creó la Asociación (AFATRA). La mayoría de los socios son instrumentistas y comentó que es paradójico que solo cuentan con una cantante, además de aficionados y personas vinculadas a la cultura asturiana y la tradición.

“Cada cierto tiempo cambiamos de jurado del certamen, este año estuvieron Anabel Santiago, Luis Estrada y Carlos Ronderos, es muy competente y siempre buscamos que sea impar, para que no haya problemas con las puntuaciones. Las características generales que se buscan son: tener cualidades, saber educar la voz, mantener una línea tradicional, esto último es importante para que no se desvirtúe el concurso, porque si no pueden introducirse giros de otros estilos y desaparecer la característica de la canción asturiana, no es una cosa inamovible, pero hay que mantener una línea asturiana tradicional”, afirmó.

El presidente comentó que los concursos que se organizan lo que intentan es mantener un mínimo por conservar la canción asturiana y promocionarla, pero considera fundamental para que se mantenga una unidad de todos, público, cantantes y sociedad, “De poco sirve que nosotros realicemos concursos y saquemos buenos cantantes, para que después no les llamen a cantar a ninguna fiesta ni acto y se invierte un dinero para contar con cantantes profesionales, para que luego no actúen. Es un poco sangrante que las Asociaciones, Comisiones y Sociedades de festejos en sus programas apuesten por las grandes orquestas en lugar de por el folclore asturiano y deben ser los propios cantantes los que se presenten para organizar festivales y actividades”, destacó. Fuente considera fundamental que el consumo de la sidra, los festivales y las actividades relacionadas con este caldo debería vincularse con el folclore, porque todos están en el mismo barco y es cultura de la región.

Otra de las cuestiones que quieren impulsar de cara al concurso del año que viene es la apuesta por los contantes infantiles y juveniles, “habrá que ver el número de jóvenes que acuden a las escuelas a aprender a cantar y que quieran participar en el certamen. La cantera tiene que estar presente, si no nos quedamos sin relevo generacional y además les sirve para animarse y ver que otros lo hacen y ellos quieran hacerlo también, es importante luchar por lo nuestro”, concluyó.