[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El primer domingo de mes desde hace dos años los coches clásicos e históricos se dan cita en el aparcamiento del Restaurante La Fusta en Argüelles

Publicado el 31/07/2021
El tapin El primer domingo de mes desde hace dos años los coches clásicos e históricos se dan cita en el aparcamiento del Restaurante La Fusta en ArgüellesIván , Celestino y José Luis con el vehiculo clásico propiedad de Celestino

El aparcamiento del Restaurante La Fusta, de Argüelles, se convierte cada primer domingo de mes en el punto de encuentro de todos los amantes de los coches clásicos e históricos de la región, ya que acuden personas con sus vehículos de diferentes puntos como Avilés, Gijón y del propio Siero.

José Luis Fernández, vecino de La Carrera y habitual a la cita comentó que en este encuentro participan coches clásicos, que son los que tienen más de 25 años, e históricos que tienen más de 30. “Para conseguir el calificativo de histórico hay que realizar mucho papeleo y además es muy caro, pero una vez que lo tienes te entregan una matrícula que comienza con la letra H, tienes que pasar la ITV cada cuatro años, no pagas viñeta y tienes alguna ventaja fiscal”, narró.

Por su parte, Roberto Menéndez, vecino de La Collada aseguró era la primera vez que asistía y lo hizo con su Nissan 300 tuneado, que tiene más de 25 años, pintado de amarillo era el vehículo que más llamaba la atención. “Vine porque es una oportunidad de poder sacar el coche de casa, que desde el inicio de la pandemia no tuve oportunidad de hacerlo. Además tengo otro coche también tuneado, acudo con los dos a concentraciones y eventos tuning por toda España, espero que se puedan volver a retomar. Considero que este evento es muy importante, no solo para los amantes de los coches, sino también para el propio restaurante porque sirve para atraer gente que consuma en el establecimiento y es muy necesario ahora con la crisis económica derivada de la sanitaria”, afirmó.

Uno de los participantes llagados desde Gijón, Celestino Cuetos, comentó que esta quedada surgió de manera espontánea hace dos años y después se fue sumando más gente gracias al boca a boca. Además se ha ampliado la convocatoria y desde hace dos meses también se realiza otra queda similar en el Marieva Palace en Gijón. La quedada es los domingos al medio día para tomar el vermú. Tras llevar más de un año sin celebrarse este encuentro debido a la pandemia, volvieron a reunirse una vez que se levantó el estado de alarma en todo el país.