[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Plataforma ‘Siero escontra les Violencies Machistes’ realizó su concentración mensual ante el Ayuntamiento de Siero

“El terror machista ha causado más víctimas que el terrorismo de ETA”, declaraban, instando a “llamar a las cosas por su nombre”, pues “negar la violencia machista es también violencia machista”

Publicado el 05/07/2021
El tapin La Plataforma ‘Siero escontra les Violencies Machistes’ realizó su concentración mensual ante el Ayuntamiento de Siero

La Plataforma ‘Siero escontra les Violencies Machistes’ se concentró el pasado 3 de julio ante el Ayuntamiento de Siero, como todos los primeros sábados de cada mes. Allí recordaron a todas las mujeres asesinadas por violencia de género, una pandemia, la del terror machista, que “no se solucionará con una vacuna como la del Covid-19, que es estructural y ha causado más víctimas que el terrorismo de ETA”.

Más de mil mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas desde 2003, cuando se empezaron a contabilizar los datos, 23 mujeres asesinadas en lo que va de año y 8 en el mes de junio.

“A las mujeres nos matan hombres, no todos los hombres, pero hombres. Hombres que no son enfermos ni están locos, hombres que son hijos sanos del patriarcado”, explicaban. “Y nos matan porque pueden, porque es mía o de nadie, porque tu vida me pertenece y vale menos, porque el hombre manda y la mujer obedece”, ya que “existe una violencia estructural para explotar, dominar, controlar y, en último término, liquidar a las mujeres. Es El Cigala, detenido por maltrato, diciendo que las mujeres sólo denuncian por dinero, es el cura canario que culpa a la madre de las niñas desaparecidas porque le fue infiel al hombre, es el juicio de Irene Costumero a quien le quitaron a su hija basándose en el inexistente síndrome de alienación parental, es el torero Cayetano Rivera diciendo que ‘ni violencia machista ni feminista’, son quienes ovacionaron a Plácido Domingo, agresor confeso de veinte mujeres, pues ovacionar a un agresor sexual y llorar a la víctima de otro es, cuanto menos, incoherente”, manifestaban, instando a “llamar a las cosas por su nombre” ya que “negar la violencia machista es también violencia machista”.