[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Coral Polifónica San Félix de Lugones pone cara al ELA

Publicado el 30/06/2021
El tapin La Coral Polifónica San Félix de Lugones pone cara al ELA

La Coral Polifónica San Félix de Lugones organizó el pasado miércoles, 30 de junio, un evento bajó el título “La ELA existe”, donde puso cara a la enfermedad, ya que la coralista María Menéndez, sufre esta enfermedad que le fue diagnosticada hace 11 meses y que le impide cantar, pero aun así sigue acudiendo a ensayar como el resto de sus compañeros.  El acto comenzó con la actuación de la coral de Lugones y después interpretaron varios temas junto a la Masa Coral de Laviana.

Además, se organizó una charla-coloquio sobre la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), donde participó, Juan Salas, psicólogo de la Asociación ELA Principado, que se explicó que el colectivo se creó en el año 2001 y en 2006 se le concedió la autoridad pública, forma parte de COCEMFE y su objetivo es mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas que sufren ELA. Cuentan con un equipo multidisciplinar formado por especialistas de diferentes ámbitos: logopedas, neurólogos, fisioterapeutas, de apoyo psicológico y emocional entre otros. En el año 2020 fueron 54 las personas beneficiadas directamente y 112 afectadas indirectamente. Se realizaron 3.285 sesiones y 1615 se realizaron en los domicilios y 800 seguimientos se realizaron de manera telemática.

El neurólogo, Alberto García, fue el encargado de explicar desde cuando se tiene referencias de la enfermedad, además de su diagnóstico y de algunas posibles causas, aunque aseguró que es la combinación de genes, ambiente y tiempo que se alían para aparezca la enfermedad.

Pero los relatos más emotivos fueron el de un paciente de ELA, Iván Palacio, y el hijo de María, Jorge Rodríguez. Palacio no puede hablar por lo que escribió su discurso para que lo leyera Juan a todo el público asistente, en el aseguraba que las personas que sufren ELA son las mismas que antes de tener la enfermedad, ya que tienen las mismos sentimientos y pensamientos. “Es la enfermedad de “las últimas veces”, ya que dejas de hacer todas las cosas que hacías, como ir a la compra, cuestiones que hacías y un buen día ya no es posible”, afirmó.

Rodríguez recordó que fue hace 11 meses cuando a su madre le diagnosticaron la enfermedad tras ser ingresada en el HUCA, aunque en el confinamiento ya comenzaron a sentir los primeros síntomas, como que no podía pronunciar algunas palabras. “En mi caso creo que ha sido muy importante asimilar rápido la situación y lo que va a pasar, porque es inevitable. Para otras enfermedades hay tratamiento para ralentizarlas, pero en este caso no y hay que aceptarlo para no agarrarte a un clavo ardiente. Mi madre también sabe lo que va a pasar y los dos nos lo tomamos igual”, explicó.