[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Carta al director.Vecino de Lugones preocupado por el tema de los perros de raza peligrosa

Publicado el 30/03/2015
Me pongo en contacto con ustedes como vecino de Lugones preocupado
por el tema de los perros de raza peligrosa, como amante de los perros y
animales en general.

Soy lector habitual de su periódico y he leído noticias al hilo de
este caso, así como un reportaje creo titularse "Los vecinos de Lugones
se sienten como en el Bronx". Pues bien, yo soy vecino de la calle
Leopoldo Lugones, junto al instituto, donde se tomaron las fotografías
de dicho artículo.

He estado peleando (si bien digo, peleando y ahora paso a
explicarlo) con la policía local, por peleas de perros debajo de la
ventana de mi casa. Dichas autoridades, no hacen NADA por remediar dicho
caso. Me he visto en la tesitura de tener que llamar al 112 más veces de
las que puedo contar con los dedos de las manos, ya que si llamas al
teléfono de la policía local no se presentan o, casualidades (o
causalidades) siempre están en La Fresneda o en Pola de Siero, porque
según sus propias palabras, "solo hay una patrulla para todo el
concejo"; en otras ocasiones, tardan 45 minutos de reloj en presenciarse
o directamente no aparecen; otro caso muy particular y digno de mención
es que no les funciona el teléfono: "llevamos con él estropeado varios
meses y no saben los técnicos de que es" (¿en serio?), palabras
textuales de una agente de la policía local de Lugones.

El caso es que, en Junio de 2014 mi pareja y yo adoptamos a un
cachorro de la protectora de animales "Más que chuchos" (de Oviedo) y
que aparentemente, parecía ser mestizo de pitbull o raza similar.
Conscientes del estigma social que esto representa, nos hicimos cargo de
él con todo lo que ello conlleva: empadronamiento, castración, llevarlo
con bozal,correa de máximo 1,5 metros , etc... Deberíamos en primer
lugar empadronar al perro en el ayuntamiento de Siero. Me dirigí hacia
la tenencia de la alcaldía para informarme sobre los tramites
necesarios. Esto fué lo exiguido: certificado de antecedentes penales,
certificado psicológico del propietario para tener perros de raza
potencialmente peligrosa, justificante del pago del seguro de
responsabilidad civil por valor de 120.000 euros, original y copia de la
cartilla sanitaria y certificado del propietario de empadronamiento.

Me dirigo a por el certificado de penales: pierdo una mañana en
tramites burocráticos y el consiguiente día de las vacaciones, pidiendo
permiso en la empresa donde trabajo. Aprobecho la mañana y me dirijo a
informarme como funciona el examen necesario para solicitar el
certificado psicológico del propietario. Resulta, que no necesito más
que 2 fotos de carnet, fotocopia del DNI mía y de mi pareja y 40 euros.
Sorprendido, me cito con él para el día siguiente. Otro día de
vacaciones perdido. ¿De que sirve esto si no hay examen ni nada por el
estilo? ¿Es esto entonces algún tipo de tasa puramente recaudatoria?
Este es otro tema para echar de comer aparte...

El tercer día, voy a ver a mi compañía aseguradora, le comento el caso
del seguro y me incluye al perro con un seguro por valor de 300.000
euros, más del doble de lo solicitado por el ayuntamiento. Realizo
fotocopias necesarias de la cartilla y empadronamiento y me dirijo a la
tenencia de alcaldía con toda la documentación en mano. Un funcionario
me los recoge con todos los documentos solicitados, comprueba originales
y copias, las compulsa con un sello y me entrega un justificante de
empadronamiento. Por fin tengo a mi perro empadronado (o eso se
suponía), libre de preocupaciones y siendo un ciudadano dentro de la ley
y la legalidad, como debe ser. Pero lejos de todo esto, mi pesadilla
acababa de comenzar.

Poco después de un mes, me llama una funcionaria del ayuntamiento
de Siero, diciéndome que, me falta documentación.
-Oiga, tengo un papel que dice que tengo todo presentado, pero
dígame a ver que puedo hacer.
-Lo primero, su seguro NO VALE.
-Perdón, ¿y eso por qué?
-Porque necesita un seguro aparte, no le vale el seguro del hogar.
-¿Y donde dice eso en el pliego que recojí en la tenencia de
alcaldía?
-En ningún sitio, pero se lo digo yo.
-Ah vale, lo dice usted. ¿Y qué mas falta?
-El original del certificado psicológico para la tenencia de
perros peligrosos.
-¿¿Perdooooooón??? Oiga, ¿como le voy a dar un documento
original y único? ¿Y si me voy de vacaciones a Cuenca, cómo sabe un
policía de allí que yo tengo dicho certificado, necesario llevar encima
en todo momento?
-Nada muy fácil, presenta usted el certificado de
empadronamiento del ayuntamiento de siero.
(se me escapa una risa)- Oiga mire, no puedo entregarle un
documento del que no puedo solicitar copia y es único. Yo le
entregué una copia que un funcionario compulsó con la original (que es
lo que se pide, una copia).
-Pues nada mira, tienes que entregarlo sino no te puedo
empadronar al perro.
-Pues mire, sintiéndolo mucho no puedo ayudarla, yo he
entregado toda la documentación solicitada, no obstante voy a informarme
mejor de todo esto pero vamos que tengo un perro, no un bazooka.

Un mes después vuelve a llamarme la misma funcionaria. Otra vez con
la misma flauta, esta vez en tono amenazante, déspota y autoritario. Le
explico nuevamente el caso y empieza a chillarme, amenazándome de
sancionarme y demás, por lo que le cuelgo el teléfono. Hoy recibo la
carta que les adjunto.

¿Ustedes creen, que después de todo este lío administrativo para
empadronar a un perro, un tipo que lo único que quiere es vacilar con su
perro (como todos los adolescentes de entre 14 y 18 años, que ni tan
siquiera podrían sacarlo legalmente a la calle, ni aún siendo de sus
padres y teniendo todos los papeles en regla) va a empadronar a su
animal? ¿Ustedes creen que es justo, que pare un policía a un individuo
por la calle pon su Pitbull suelto, sin bozal, sin correa y sin papeles
y todo quede en una reprimenda verbal? Y que para más inri, salga el
individuo declarando en el periódico diciendo que "total, yo me declaro
insolvente, así que lo voy a seguir haciendo". Y sin embargo, yo,
intentando hacer todo lo posible por ser un ciudadano responsable, se me
castiga por ello. Por favor, suplico su ayuda como vecino preocupado,
porque esto debe saberse. En este pueblo, se castiga al ciudadano y se
protege al criminal, la policía no actúa y los funcionarios no hacen su
trabajo, y el pato lo pago yo, un ciudadano que lo único que quiere es
hacer las cosas bien.

Gracias por escucharme y feliz semana santa
Borja Palacios Menéndez