[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Fermín Riaño: “Los polesos sacasteis lo mejor de vosotros mismos: la solidaridad”

Bendición telemática de los Güevos Pintos por segundo año consecutivo

Publicado el 06/04/2021
El tapin Fermín Riaño: “Los polesos sacasteis lo mejor de vosotros mismos: la solidaridad”

La presidenta de la Sociedad de Festejos de Pola de Siero, Lucía Noval, fue la encargada de dar paso a la bendición de los Güevos Pintos realizada por primera vez por el sacerdote Fermín Riaño, que por segundo año consecutivo tuvo que celebrarse de manera telemática, debido a las restricciones y al cierre perimetral impuesto por la pandemia del coronavirus. Estuvieron presentes en la bendición el alcalde de Siero, Ángel García, y la concejala de Festejos, Ana Rosa Nosti. El acto se grabó en los jardines de la iglesia parroquial de San Pedro en Pola de Siero.

“Vamos a participar en una de las tradiciones más arraigadas de este concejo. Esta celebración cada año gana más adeptos no solo en Asturias, sino fuera de nuestras fronteras por ello estamos tremendamente orgullosos de todos los polesos que apuestan por el arte, la artesanía, la cultura y todo el folclore asturiano. Gracias a ellos y a todas sus colaboraciones la fiesta está a la altura que se merece”, destacó Noval.

Riaño como manda la tradición realizó la bendición en asturiano y quiso comenzar dando las gracias a la Sociedad de Festejos y al Ayuntamiento de Siero. Además recordó que fue hace 47 cuando comenzó este acto a manos del párroco, Carlos Martino,  que falleció hace 30 años. Antes de la bendición el sacerdote quiso presentarse y aseguró que es cura de Asturias desde hace 35 años, 30 de los cuales los pasó como misionero en Tailandia.

“Este año llevamos viendo las hojas del covid bramar, mientras el tallo trabajaba duro y a oscuras. Hablar bien y bendecir a la gente de aquí es un gusto y una obligación, porque este año fue duro y la pandemia se llevó las vidas de personas queridas, los negocios y autónomos que tuvieron que cerrar las puertas, el mercado de los martes que lucha por mantenerse semana a semana y también acabó con la presencia diaria del maestro y la maestra y los alumnos se tuvieron que conformar con verse por la pantalla. Los polesos sacasteis lo mejor de vosotros mismos: la solidaridad para abrir ventanas y balcones y compartir vida y apoyos mutuos; las “potaes” de buena comida para dar de comer al necesitado; el aliento para acompañar al amigo, al vecino o al familiar que necesitaba compartir su dolor y San Pedro acogió a Santiago, en este año Jacobeo”, comentó.

El sacerdote también recordó que estas dos imágenes animan a los feligreses de la Pola, aunque la iglesia presente goteras de los muchos años vividos, “como la iglesia de San Pedro muchas otras labores tenemos que hacer en este tiempo, pero hoy vuestro cura no va a pedir por ninguna en especial, pero quiero animaros a tener serenidad, a dialogar sobre ellas y a llegar a acuerdos entre todos, vecinos, asociaciones y Ayuntamiento. Hemos de seguir trabajando con constancia y por el bien común de la Pola y los que la poblamos”, destacó.

La presidenta quiso acabar la conexión telemática dando las gracias a todas las personas que colaboraron para hacer posible la grabación de la bendición. “Quisiera agradecer a todas las asociaciones, colaboradores, socios y artesanos por hacer posible que estos Güevos Pintos no pierdan ni un ápice de esplendor. Cada huevo demuestra la pasión que pone el artesano y el orgullo de quien lo compra, además lo rodea un halo de horas de dedicación y trabajo que merece ser recompensado”, concluyó.