[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Gasolinera Las Palmeras optó por no hacer ERTE a sus empleados, sino que les aumentó los días de descanso

Trabajadores Frente a la Pandemia

Publicado el 19/02/2021
El tapin La Gasolinera Las Palmeras optó por no hacer ERTE a sus empleados, sino que les aumentó los días de descansoSusana Rodríguez, encargada de la gasolinera.JPG

La encargada de la gasolinera Las Palmeras, ubicada en la zona de Ullaga en Pola de Siero, Susana Rodríguez, aseguró que al ser considerados como actividad esencial no cerraron las puertas en ningún momento. Además cuentan con otras dos gasolineras una ubicada en Carbayín y en Avilés. “Tanto los clientes como los propios trabajadores esos primeros días, cuando se decretó el estado de alarma en el mes de marzo, veníamos con miedo, porque todo era nuevo, pero considero que al final hemos aprendido a convivir con el virus, no nos queda otra”, resaltó.

Rodríguez comentó que la primera medida que se tomó en las gasolineras fue reducir el horario, porque la movilidad era cero, y hubo menos venta de gasoil,  “cerrábamos a las 22 en lugar de las 23. En lugar de contar con dos personas por turno había solo una, porque el trabajo se redujo drásticamente. Optamos por no hacer ERTES, sino que se les daban más descansos. Fue todo muy diferente”, apuntó.

Dentro de las medidas sanitarias recomendadas todos los trabajadores llevan mascarilla, guantes, uso del hidrogel y lo mismo para los clientes, “es cierto que en un primer momento sí que hubo problemas para conseguir el gel y las mascarillas, porque encontrarlos era misión imposible”, explicó.

La encargada explicó que con el paso de los meses los clientes se fueron adaptando a la situación y a convivir con el virus, “ya tenemos algo más de conocimiento y no hay tanta tensión ni miedo. Todo el mundo está más tranquilo, antes nos pedían que no tocáramos la llave para abrir el coche y muchas más cosas”, afirmó.

La Gasolinera recuperó su horario normal hace meses con la desescalada y abre de 6 a las 23 horas, pero está abierta 24 horas, porque por la noche es “desatendida” y los clientes pueden venir a echar y pagar en la máquina.