SIERO

SOCIEDAD

La Fundación Consuelo Suárez Fonseca de Ferrera trata de dinamizar y recuperar las tradiciones de la localidad

Publicado el Sábado 05 de Diciembre del 2020


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

Desde hace 22 años la Fundación Consuelo Suárez Fonseca trata de dinamizar la localidad sierense de Ferrera, con la organización actividades sociales, culturales y recreativas abiertas a todo el mundo. La Fundación se constituyó  en agosto de 1998, nació de esta forma gracias a la donación de la vecina Consuelo Suárez Fonseca de una casa, cuadra, hórreo y una parcela de terreno.

Una vez que el colectivo se constituyó legalmente se comenzó la rehabilitación y restauración progresiva de ese patrimonio fundacional, que fue realizándose en diferentes fases y en la que colaboraron en gran medida los vecinos de Ferrera. El local cuenta con una concina y baño y es donde se realizan los talleres, charlas, cursos y actos sociales. Además cuenta con un hórreo de más de 200 años, de antigüedad y con importantes tallas de la época, que ha sido restaurado manteniendo su imagen característica y tradicional. Otra parte de la finca cuenta con una carpa cerrada donde se realizan las distintas celebraciones, además la finca cuenta al aire libre con mesas y bancos que pueden usar los vecinos.

La Fundación no tiene socios está abierta a todo el mundo y por tanto no se cobra una cuota como tal. Los ingresos provienen de parte de las actividades y subvenciones, además de ayudas de entidades privadas y fundamentalmente de donaciones de los vecinos y colaboradores. Todos los ingresos se reinvierten en la Fundación con el objetivo de mejorar su patrimonio y para poder realizar más actividades.

Los objetivos son: dinamizar la vida social, cultural y comunal de Ferrera; impulsar y motivar actuaciones sociales y culturales tanto en el concejo de Siero, como en el resto del Principado; mantener las tradiciones culturales de la zona y la región, para transmitirlas a las nuevas generaciones e intercambiar experiencias y en último lugar realizar intercambios culturales y de conocimientos de otras zonas de Asturias y de otras regiones del país.

Uno de sus grandes atractivos es el hórreo de más de 200 años, que después de la restauración se ha convertido en el primer “Museo del Hórreo en Miniatura”. Fue en 2001 cuando el patronato de la Fundación toma la decisión de afrontar las obras de restauración total de esta edificación con la intención de albergar en un primer momento un museo etnográfico. Tras solicitar varios presupuestos fue Ricardo, de Lugo de Llanera, el artesano encargado de realizar la restauración, para ello se solicitó una subvención al Principado.

“Una de las anécdotas es que faltó el presupuesto en 2001 y el hórreo se quedó sin subidera, pero al año siguiente y con nuevo presupuesto se realizó dicha obra y se pudo inaugurar de manera oficial”, apuntó la presidenta de la Fundación, Carmen Riesgo. Pero no fue hasta 2007 cuando la Fundación puso en marcha el Museo del Hórreo en Miniatura (Muhomi), que está compuesto por maquetas de hórreos asturianos de las tres vertientes: oriente, central y occidental, elaboradas por artesanos tradicionales, además cuenta con algunos de Cantabria y Galicia. La inauguración de esta instalación fue en 2008, coincidiendo con la festividad de San Juan y los grandes actos del aniversario de la primera década de la Fundación.

Son muchos los escolares que visitan el museo para conocer de cerca los hórreos, que están realizados con materiales muy diversos, además conocen jugando las distintas partes que componen la edificación.

La Fundación realiza a lo largo de todo el año diferentes actividades como son viajes y excursiones; también talleres y curso de todo tipo desde artes decorativas, catas de vino, bailes de salón, cocina asturiana, entre otros muchos; además colabora con el Patronato Deportivo Municipal y la Fundación Municipal de Cultura de Siero para realizar en su local diferentes actividades.

El colectivo también organiza fiestas populares como el Carnaval, que fue la última que pudo celebrar este año debido a la pandemia del coronavirus; también las fiestas de San Juan durante la que se entregan los diplomas, trofeos y premios de la Fundación rodeados de representantes de los ayuntamientos de Siero y Noreña, a entidades, asociaciones u organismos destacados. Se celebra el Magüestu; la Navidad con villancicos y brindis y la espicha que suele realizarse en el mes de enero.

Consuelo Suárez Fonseca

Consuelo nació el 26 de abril de 1906 y falleció en junio de 2002, a los 96 años, por lo que pudo ver los inicios de la Fundación que lleva su nombre. Era oriunda de Ferrera y vivió en la casa conocida como “Casa de Laura”. En su juventud vivió y trabajo unos años en Oviedo, volviendo a Ferrera para atender y cuidar a su familia, su madre Laura y su hermano Víctor, donde se quedó el resto de su vida.

Los vecinos la recuerdan como una mujer de carácter, con determinación, trabajadora y cariñosa, pendiente siempre de los demás desprendida y unida a su pueblo sobre todo. La donación que realizó a su pueblo de la casa, hórreo, cuadra y finca, fue en vida cuando tenía 92 años y pudo estar en la inauguración de la Fundación, también participó en varias de las actividades. En el veinte aniversario de la Fundación se colocó una placa en memoria de Consuelo con su imagen, que se encuentra a la entrada de la finca.

Noticias relacionadas

Leer mas

Noticias recientes

Leer mas