[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El SIPLA muestra su apoyo al funcionario que denunció por supuestas amenaza y abuso de poder al alcalde Siero

Publicado el 13/11/2020

Desde SIPLA queremos hacer público nuestro total apoyo al primer funcionario del ayuntamiento que se atrevió a plantar cara públicamente a las amenazas y abusos de poder del  alcalde de Siero, ante un nuevo ataque orquestado contra su persona por el regidor.

El pasado 9 de noviembre, el funcionario tras superar un año muy duro, se reincorpora a su  puesto de trabajo, notificándole por orden del alcalde su traslado a realizar tareas de policía  administrativa, siendo adscrito al servicio de Urbanismo. Si bien existe un comisario-jefe con  funciones específicas en la dirección y organización del cuerpo, como reza la ley de  coordinación de policías, esta y otras medidas son tomadas unilateralmente por el alcalde,  como ya ha demostrado en contestación a varios requerimientos realizados por SIPLA.

Un puesto a medida, de nueva creación por el alcalde, al que se encomienda al subinspector,  donde no podrá ejercer las funciones propias de su cargo, al no existir policía alguno adscrito a  este servicio, vaciando totalmente de poder su figura de mando intermedio.

En la escasa plantilla actual de Policía, existe un funcionario que obtuvo plaza de agente de  policía urbanística y prestó servicio en dicho departamento hasta su disolución, sección creada  en 2001 y eliminada en el año 2012, el cual actualmente realiza servicio solo en el turno de  mañana, correspondiéndose tanto su horario, su experiencia y su grado (agente), con las  necesidades del puesto creado, del mismo modo existen varios agentes que disponen de las  mismas capacitaciones técnicas que el subinspector para prestar el servicio.

Tras eliminar 3 plazas de subinspector de la RPT, en pleno extraordinario6 de junio, alegando no ser necesarias, que se trataba únicamente de mejorar el servicio respondiendo a sus críticos que  “yo no me dedico aquí a hacer ninguna vendetta”, coloca a uno de sus “policías leales” como subinspector del grupo de trabajo que encabezaba el funcionario trasladado, hasta  estos movimientos existían 5 grupos de trabajo y 5 subinspectores.

En el citado pleno, observamos nuevas contradicciones del Alcalde al argumentar que “se ha  variado el sistema de asignación de determinados cometidos de manera exclusiva, pudiendo  contar de esta manera con agentes que con el anterior sistema tenían muy limitados sus  prestaciones de una manera muy poco eficiente”, volviendo a asignar en este caso cometidos  de manera exclusiva, y ya no aun agente, sino a un subinspector.

No debemos olvidar las manifestaciones emitidas por la concejal adscrita a urbanismo,  mientras informaba a los medios de la creación de “un equipo técnico “que permitiría “descargar a la Policía Local de determinadas labores”, otra falsedad al ser necesario ahora no  solo el trabajo diario sino la adscripción de un funcionario, lo que supone una merma para el  resto de servicios. En una plantilla muy mermada, la cual necesita urgentemente un incremento  de efectivos, siendo esta la reivindicación más importante llevada a cabo desde este sindicato,  pues la falta de personal en un servicio de emergencias se corresponde directamente con  tiempos de respuesta mayores y por tanto un peor servicio al ciudadano.

Es decir, quien ostenta una plaza de mando intermedio de Policía, se le traslada, se le  degrada a realizar únicamente funciones de agente, mientras se “asciende” a un agente, con  varios expedientes graves sin resolver, para realizar las funciones de subinspector, en una plaza  “vacante” que no existe como tal en la RPT. Todo esto sucede a escasos días de prestar  declaración el Subinspector en relación a la denuncia por acoso interpuesta contra el Alcalde,  con el único fin de desestabilizar emocionalmente al funcionario, pero esto no responde a una  “Vendetta” por parte del alcalde contra quien tuvo la osadía de poner en conocimiento, primero en el juzgado e inspección de trabajo y después en la opinión pública todas las  atrocidades sufridas a manos del regidor, sino únicamente para mejorar el Servicio. Hechos de  los que son conocedores los servicios jurídicos de este sindicato, adjuntando estas actuaciones  al procedimiento penal abierto contra el alcalde por el acoso laboral hacia este subinspector.

Desde SIPLA se emprenderán todas las acciones legales necesarias para defender los  derechos de los trabajadores, contra las personas que con sus acciones u omisiones colaboren  en las campañas de acoso y hostigamiento que sufren los funcionarios del Ayuntamiento de  Siero.