[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El equipo de gobierno de Siero no incluyó la moción de Somos en Asturiano porque no venía traducida y se remitirá al órgano correspondiente para su traducción

Publicado el 28/10/2020

La Ley del Principado de Asturias 1/1998, de 23 de marzo, de uso y promoción del bable/asturiano, establece en su artículo 4.2, que se tendrá por válido a todos los efectos el uso del bable/asturiano en las comunicaciones orales o escritas de los ciudadanos con el Principado de Asturias; no incluyendo a los Ayuntamientos.

La referencia a los ayuntamientos aparece en el artículo 8 de la Ley, donde se establece que los mismos podrán adoptar las medidas necesarias para asegurar la efectividad del ejercicio de los derechos lingüísticos que esta Ley otorga a los ciudadanos residentes en Asturias; pero, en modo alguno, establece un derecho subjetivo a utilizar el bable/asturiano en los escritos, trámites, procedimientos y acuerdos de los ayuntamientos asturianos.

Si se admitiera la tramitación de un escrito solo en asturiano dentro del ámbito municipal, se estaría conculcando la Ley, ya que en este caso, al tratarse de una moción en asturiano, que no viene traducida, muchos Concejales no la entenderían; no pudiendo, por tanto, materializar su derecho a la participación política en los asuntos municipales.

De igual modo, y con el objeto de salvaguardar el derecho del Grupo Municipal de Somos a la participación política a través de la presentación de mociones, tal como consagra el artículo 47.2.e) de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local, esta Alcaldía nunca se ha negado a tramitar la moción; sino que, haciendo uso de las posibilidades que ofrece la Ley de uso y promoción del bable/asturiano, la misma se remitirá al órgano correspondiente de la Comunidad Autónoma, para su traducción al castellano y su posterior tramitación.

Resulta improcedente afirmar que esta Alcaldía niega sus derechos lingüísticos a los Concejales y está en contra de la utilización del bable. Baste recordar que apenas hace dos meses el Pleno Municipal aprobó un moción presentada en asturiano, en relación a las viviendas en Pumarabule, que no implicaba ninguna tramitación municipal, sino su remisión al Principado de Asturias y, por tanto, la misma no implicaba la tramitación de un expediente dentro del Ayuntamiento, que tuviese que ser desarrollado por funcionarios y Concejales.

En este último caso, esta Alcaldía hizo una interpretación absolutamente generosa y de promover la utilización del asturiano determinada en el artículo 4.2 de la Ley de uso y promoción del bable/asturiano, porque la misma iba dirigida al Principado de Asturias sin ninguna otra tramitación municipal y el deseo de los proponentes de que fuera en bable/asturiano era claro, y eso a pesar de que el artículo 4.2 de la Ley habla de escritos de los ciudadanos, existiendo cierta controversia sobre si, cuando se refiere a ciudadanos, abarca también a instituciones y personas jurídicas. Por eso, esta Alcaldía niega tajantemente las manifestaciones del Grupo Municipal Somos de que se nieguen derechos lingüísticos a los ciudadanos de Siero.

El Alcalde solo pretende garantizar y conjugar los derechos de todos los Concejales, y que todos entiendan lo que están votando y que, a su vez, también todos los Concejales puedan presentar mociones ante el Pleno sin conculcar la Ley, que es lo que ocurriría si se tramita una moción solo en asturiano.

El Grupo Municipal Somos debe recordar que, según el artículo 13 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, entre los derechos de las personas en sus relaciones  con las Administraciones Públicas, está el de utilizar la lengua oficial en el territorio de la Comunidad Autónoma, de acuerdo con lo previsto en esta Ley y el resto del ordenamiento jurídico. Como es público y notorio, el bable/asturiano no es lengua oficial.

Por otra parte, el artículo 15 del mismo texto legal regula la lengua de los procedimientos, donde se dice claramente en su apartado 2 que: “En los procedimientos tramitados por las Administraciones de las Comunidades Autónomas y de las Entidades Locales, el uso de la lengua se ajustará a lo previsto en la legislación autonómica correspondiente”, y eso es en puridad lo que está haciendo el Ayuntamiento, sin conculcar los derechos de nadie, sino todo lo contrario, salvaguardándolos.