[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Medio centenar de vecinos de Lugones se concentraron delante del Centro de Salud para demandar más empatía por parte de los trabajadores de administración y los médicos

Publicado el 25/09/2020
El tapin Medio centenar de vecinos de Lugones se concentraron delante del Centro de Salud para demandar más empatía por parte de los trabajadores de administración y los médicos

A las 12 horas medio centenar de vecinos de Lugones se concentraron delante del Centro de Salud de la localidad para demandar más empatía y mejor trato por parte de los trabajadores de administración y los propios sanitarios. “Hubo un hombre que ayer llamó 63 veces al Centro de Salud y no le cogieron el teléfono, tienen que ir hasta allí, pero no te dejan entrar a pedir cita por las medidas establecidas por el Covid, entonces lo que hacemos es irnos directamente a urgencias al HUCA y esto ocurre todos los días”, esta es una de las denuncias que narró, Mónica García, que fue la impulsora de esta protesta vecinal.

El caso particular de Mónica es que un familiar suyo muy cercano llamó al Centro de Salud por una dolencia y fue diagnosticado de manera errónea a través del teléfono por su médico, lo que derivó en que la dolencia se agravará y sufriera una operación. Además, asegura que todos los días hay largas colas en las puertas del Centro de Salud, de personas que necesitan recoger recetas electrónicas o partes de baja, “nosotros que somos jóvenes lo podemos llevar mejor o peor el estar de pie, pero una persona mayor es imposible que esté tanto rato de pie. Llegaron incluso a decir los trabajadores que no era cosa suya el darle a una persona mayor una silla de ruedas, para que se sentara mientras esperaba”, comentó la vecina.

Mónica comentó que por teléfono reciben malas contestaciones y que se escudan en la pandemia para no atenderles. Otra de las afectadas es Marta Carús, que aseguró que después de una operación de muñeca en su domicilio se sintió mal por la noche y llamó para que la atendieran en el Centro de Salud, “la médica que estaba de turno me dijo que me fuera al HUCA, que no era cosa suya. Me fui al HUCA y allí me preguntaron porque no me habían atendido en el Centro de Salud, tuve problemas de tensión y taquicardias”, explicó.

Otra de las vecinas que se concentró fue Verónica Zapatero, que explicó que sufrió una hemorragia vaginal y al llamar la primera semana solo le dijeron por teléfono que se hiciera un test de embarazo, que dio negativo, a la semana siguiente viendo que persistía volvió a llamar y le dijeron que ya la llamaría, que estaba en preferente y no la llamaron tuvo que hacerlo ella pasadas las 16 horas, y le dijeron que su médica no estaba que volviera a llamar la semana siguiente. “Fueron tres semanas las que esperé con una hemorragia bastante considerable y opté por irme a urgencias y en hora y media me atendieron”, aseguró.

García comentó que estas situaciones se viven a diario y el problema es que los vecinos no pueden estar llenando las urgencias, cuando hay casos de Covid y ahora que viene la gripe. Esta situación les ha llevado a realizar una recogida de firmas en la localidad, los papeles se colocarán en comercios y locales de hostelería, para que los vecinos puedan firmarlas.