[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Asociación Cultural y de Festejos Santa Apolonia de Leceñes repartió 220 raciones con la iniciativa “Telefabada”

Publicado el 06/09/2020
El tapin La Asociación Cultural y de Festejos Santa Apolonia de Leceñes repartió 220 raciones con la iniciativa “Telefabada”

Leceñes no quería quedarse sin degustar la tradicional fabada, el primer domingo de septiembre, y así fue gracias a la iniciativa impulsada por la Asociación Cultural y de Festejos Santa Apolonia. “Todos los años realizamos la entrega de la fabada y el arroz con leche y este año queríamos seguir haciéndolo, aunque no se pueda degustar en la Casona, sino que cada comensal lo hará en su casa y con su familia para evitar los contagios por coronavirus”, apuntaron desde el colectivo.

Esta iniciativa surgió en una reunión de la directiva por Zoom, en la que llegaron a la conclusión de que las fiestas no se podían realizar, pero surgió la idea de la Telefabada, que ha consistido en que se realizaron 220 reservas de este típico plato, que en algunas ocasiones se entregó en un tupper y en otras pasaron a buscar ollas de los vecinos por sus domicilios para ponerles allí las raciones.

Una vez que llegó el día a partir de las 14 horas los coches comenzaron a llegar a la Casona para buscar la fabada, se tomaba la temperatura, se le pedían los datos de contacto, y tenía que asistir con mascarilla, después los responsables de la Asociación le cargaban la fabada en el coche y el vecino salía por otra zona con su vehículo, para que no se dieran aglomeraciones. Otra de las novedades es que, a partir de lunes, 7 de septiembre, a las 21 horas se colgarán en las redes sociales de la Asociación Cultural y de Festejos de Santa Apolonia los monólogos grabados por vecinos de la localidad e incluso alguno se publicará en tiempo real, con la intención de no perder las actuaciones que se realizaban durante las fiestas y que la pandemia ha hecho que no puedan ser presenciales, en el marco incomparable que ofrece la Casona.

Antes de iniciarse el reparto de la fabada, de esta manera insólita, tuvo lugar la misa debajo del hórreo al que acudieron los feligreses con sus mascarillas y respetando las medidas sanitarias establecidas, como el lavado de manos, aportar el teléfono de contacto y manteniendo la distancia de seguridad. La Santa Misa fue cantada por el Coro de Valdesoto Musical Xorrecer, que actuaron con sus mascarillas.