[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Félix Manuel Campiña Esteban: “Pido a la FSA y la Comisión Ejecutiva del PSOE de Siero que soliciten la dimisión del alcalde y el concejal”

Publicado el 03/09/2020
El tapin Félix Manuel Campiña Esteban: “Pido a la FSA y la Comisión Ejecutiva del PSOE de Siero que soliciten la dimisión del alcalde y el concejal”

El Subinspector de la Policía Local de Siero, Félix Manuel Campiña Esteban, lleva 20 años en el cargo y decidió conceder una entrevista al periódico El Tapín para explicar en primera persona todo lo que ha vivido desde el mes de noviembre de 2019 hasta la actualidad, para que la conozcan los vecinos el concejo, su objetivo es desmentir todas las acusaciones que han ido realizando tanto el alcalde, Ángel García, como el concejal de Polícia, Víctor Villa. Además, el pasado 2 de julio el Subinspector presentó en el registro municipal su denuncia.

-El alcalde acusa a la Policía Local de “graves irregularidades” ¿sabe a qué se refiere?

-Nos acusó de gastar miles de eurose n servicios extraordinarios ocultando que su concejal de de Policía hizo un informe por el que se aprobaba una partida de 50.000 euros para ello. El alcalde falta a la verdad diciendo que somos 50 o 51 policías, cuando en realidad sólo hay 37 agentes operativos, los únicos que atendemos los servicios de los ciudadanos las 24 horas. Falta a la verdad acusándonos de absentismo injustificado, cuando su propio edil despachaba casi a diario con el anterior Comisario- Jefe con el cuadrante en la mano, cuando el anterior concejal de Seguridad Ciudadana con cargo entre 2015 y 2019 reconoció que se tenía conocimiento del funcionamiento del servicio policial, cuando su concejala de Personal ha concedido permisos de conciliación con cargo a esas horas compensatorias, cuando un jefe en funciones, entre enero y mayo solicitó en 2018 una comisión de investigación y no se hizo, cuando el anterior Comisario- Jefe realizó un informe que pasó por la comisión de Obras explicando todo con detalle.

Faltó a la verdad diciendo que no se entregaban los justificantes de los permisos, cuando el Negociado de Personal tiene conocimiento de muchos de ellos, y cuando los justificantes se entregaban al Comisario- Jefe. También mintió sobre nuestros suelos diciendo que el que menos cobraba eran 40.000 euros, cuando, por ejemplo, yo con 20 años de servicio cobré el año pasado 33.190 euros. Nos acusó de que se hacía un cuadrante a lápiz para manipularlo, cuando la realidad es que se hacía así reflejar al instante la realidad laboral de cada agente, cuadrante que ha estado publicado a la vista de todo el mundo, sin ocultismo y con total transparencia, no como el cuadrante actual aprobado por él mediante una Resolución Municipal, donde se incumple desde el primer el sistema de trabajo de 6/4 y 6/3; donde aparecen agentes que trabajan de noche y no lo hacen, donde vienen funcionarios a hacer horas donde se cambia a los agentes de su grupo, incluso varias veces al mes; donde se pone durante unos meses, ahora ya no, una hoja al lado para supuestamente reflejar la situación laboral de cada agente y tampoco coincide con el cuadrante oficial; donde se reflejan agentes que están y realmente están de vacaciones, de baja o de permiso; donde se cuenta hasta al Comisario- Jefe como si fuera un funcionario policial más y hasta sus vacaciones se contabilizan como si fuera uno más.

El alcalde falta a la verdad constantemente en medios de comunicación, en plenos y en todos lados y es muy triste, lo del anterior Comisario- Jefe se decía que eran graves irregularidades y tuvo que cesar. Lo que pasa desde noviembre no se puede calificar, es totalmente desconcertante y surrealista, pero aquí no dimite nadie.

¿Se trata de un conflicto sindical entre el alcalde y la Policía Local?

Se quiere y se está vendiendo que lo que sucede es un conflicto sindical, pero no es así. Aquí la única realidad es que al alcalde no le gustan los funcionarios, los empleados públicos con trabajo estable. Son una molestia. Solo hay que entrar en la Casa Consistorial y ver, respirar, el ambiente existente. Su malestar con la Policía Local ya viene de cuando era presidente de la Sociedad de Festejos de Lugones y poníamos orden en sus fiestas. Al anterior Comisario- Jefe ya lo quiso echar en el año 2008, a pesar de que fue testigo a favor suyo al juicio donde se condenó a un agente por injurias. No hemos de olvidar que el conflicto no es solo con la Policía Local, quien lo está padeciendo de forma más acusada, si no, que podemos ver la misma situación en el resto de servicios municipales. Técnicos que se marchan a otros Ayuntamientos; funcionarios de baja médica, a algunos de los cuales. Hasta se les ha desmantelado su despacho durante su ausencia, retirándole inclusos sus objetos personales, sin estar presentes; en el taller municipal, la Jefatura está siendo ocupada por una persona que no tiene categoría de Oficial, cuando hay personal que si la tiene; en Urbanismo, en lugar de utilizar la bolsa de empleo que ya había sido creada, con funcionarios dispuestos a desempeñar su puesto “ganado” en un proceso selectivo, no se hace, y se crea otra bolsa para tener personal no estable, con la pérdida de tiempo, el retraso que ocasiona para el servicio y el gasto que ello conlleva, y como así tampoco se ocupa la plaza, se utiliza la bolsa de empleo de otro Ayuntamiento; el servicio de aguas, apenas sin operarios.

En 2019 se han dejado de cubrir una importante cantidad de puestos de funcionarios, siendo sustituidos en muchos casos por personal no estable. Pero la situación se extiende también a otros servicios y/o colectivos, como los centros de estudio que están cerrados; las actividades teatrales y el cierre de las actividades culturales. Con respecto a la escuela de 0 a 3, ya sabemos la situación. Además, a los grupos de la oposición se les impide el acceso a los expedientes, a quienes se les insulta y se le falta al respecto en los plenos y a quienes se les traslada desde la Casa Consistorial al Palacio Marqués de Santa Cruz, después de 20 años en los despachos del Ayuntamiento. Con respecto a la Policía Local, ya se está viendo desde el día 1 de noviembre, como el alcalde ha faltado a la verdad acusándonos de graves irregularidades. Durante su primer mandato como primer edil, cono no tenía mayoría, estuvo más tranquilo. Pero en el segundo mandato, está demostrando quien es. Y lo más triste y lamentable, es que se está utilizando a seis “policías”, los llamados, en los medios comunicación “agentes leales”.

¿Quiénes son esos agentes leales?

Los agentes leales son principalmente seis “policías” que, desde hace años, han tenido el mismo objetivo que el alcalde, echar al anterior Comisario- Jefe por venganza personal, porque no de ellos fue condenado por un juzgado por dos delitos graves de injurias con publicidad al alcalde, cuando era concejal, y a su asesora, proceso judicial donde ese Comisario fue a declarar a favor del alcalde. Y ya en 2017, aprovechándose, tristemente, de los recursos de un sindicato, recrudecen sus acciones.

El día 5 de noviembre de 2019 el alcalde cerró las dependencias policiales de forma unipersonal, sin dar cuenta de ello en el pleno, ayudándose para el desmantelamiento de esas oficinas de un “agente leal”, que no respeta los escalafones del cuerpo de policía y actúa sin que su Comisario- Jefe tenga conocimiento de lo que está sucediendo.

El agente leal preferido, fue nombrado entre enero y mayo, por el alcalde y el concejal de Seguridad Ciudadana, Jefe en Funciones, y que a día de hoy todavía sustituye al actual Comisario- Jefe durante sus vacaciones. Una persona, que se esconde detrás del nombre de su mujer para hacer burla en redes sociales del alcalde, cuando era concejal, con un fotomontaje con su cara mandándole a hacer yogures. Le gusta presentar escritos de denuncia, aunque luego él lleva a cabo lo que denuncia, como, por ejemplo, cuando en septiembre de 2018, dice

que el anterior Comisario- Jefe les trata de forma discriminatoria, señalando que las horas compensatorias habían sido anuladas únicamente a los afiliados del CSIF y no al resto de la plantilla. Mire que discriminación. Yo Subinspector del Grupo 3, en el año 2019 descansé con cargo a esas horas compensatorias, seis días de permiso, pido perdón por ello, si es necesario. Esa persona el discriminado descansó más de 20 días. Yo el año pasado, hice 29 horas extraordinarias. Esa persona más de 100 horas extraordinarias. Otros dos agentes leales de ese grupo, descansaron uno más de 20 días y el otro más de 14 días. Hicieron horas extraordinarias uno más de 150, y el otro más de 80.

También denunció que el cargo, adjunto a la Jefatura, que ocupaba otro Subinspector, ya jubilado, era irregular, y a los pocos días de jubilarse, presenta un escrito solicitando ocupar ese cargo, porque tenía carrera universitaria. En 2018 pidió una comisión de investigación para ver si las horas compensatorias eran irregulares, aunque lleva disfrutándolas desde el año 2000, incluso cuando era delegado sindical del Sipla. Se dio cuenta de la irregularidad 18 años después, menos mal que tienen carrera universitaria. Si el alcalde no hizo esa comisión debemos entender que tan irregulares no eran, verdad, o acaso, eran irregularidades y las ha estado permitiendo, para luego salir en los medios de comunicación acusándonos de absentismo injustificado. Este agente leal tiene seis expedientes disciplinarios abiertos que han caducado de forma inexplicable.

El segundo agente leal es creador y administrador de un blog donde se insertaban entradas contra diferentes personas, siendo condenado por ello por un juzgado, por dos delitos graves de injurias con publicidad contra el alcalde, cuando era concejal, y a su asesora. Sancionado por el Ayuntamiento. Tiene expedientes disciplinarios abiertos que han caducado. Además, es capaz, haciendo funciones de agente, de pedir al Ayuntamiento que le pague por ser el más antiguo, falta al trabajo sin avisar al Subinspector.

El tercer agente leal tiene expedientes disciplinarios abiertos que han caducado de forma inexplicable. Es autor de la foto, publicada en las redes sociales, donde alardean ser la kaleborroka de Pola de Siero. Nombrado por el alcalde y el concejal Subinspector median de una comisión de servicio, que tiene en cuenta haber quedado fuera de plaza en un concurso oposición que tuvo lugar hace 12 años. Casualidades de la vida es secretario de la sección sindical CSIF. Otra persona que presenta escritos por sentirse discriminado cuando a lo largo de muchos años ha sido el agente que más servicios extraordinarios ha cobrado.

El cuarto agente también tiene expedientes disciplinarios abiertos que han caducado de forma inexplicable. Sale también en la foto alardeando de ser la kaleborroka de Pola de Siero. Se anotó horas sindicales en el cuadrante de servicio, disfrutándolas, sin autorización de la Jefatura, indicando el Ayuntamiento y un juzgado que no tenía derecho a ellas.

Hay un quinto agente que siempre critica a sus compañeros de violencia de género, en especial a uno de ellos y ahora ocupa el cargo en la nueva sección de Viogen. No hace noches por estar en ese servicio, pero pide que se le paguen los servicios que realiza. El sexto agente que en su anterior servicio en la concejalía de urbanismo no se hablaba con su único compañero. Tiene un expediente disciplinario abierto, que ha caducado.

Estas personas forman parte de la Policía que el alcalde decía que ya estaba controlada y organizada. Uno de Jefe en funciones, otro sin hacer noches, ocupando un puesto de viogen que lleva años criticando y oro nombrado Subinspector de aquella manera y cobrando por ello. La otra, la profesional, la que lleva años trabajando y sirviendo al ciudadano con más o menos acierto, pues no somos perfectos, esa, unos estamos de baja médica, otros hastiados del

ambiente existente en la Jefatura de Policía Local, padeciendo, como el resto de empleados públicos, de las situaciones que se tienen que vivir día a día, sin motivación alguna y con la clara intención de abandonar el Ayuntamiento de Siero.

¿Cómo cree que se solucionaría este problema?

Pido especialmente a la FSA y a la Comisión Ejecutiva del PSOE de Siero, donde hay personas respetables, que actúen y pongas fin a la situación tan dramática, y que pidan la dimisión del alcalde y del concejal. Faltar a la verdad de forma intencionada y reiterado no son valores socialistas, creo yo.