[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Los hosteleros de Lugones consideran que el último fin de semana de agosto fue muy flojo debido al mal tiempo y el miedo por los contagios

Publicado el 31/08/2020
El tapin Los hosteleros de Lugones consideran que el último fin de semana de agosto fue muy flojo debido al mal tiempo y el miedo por los contagios

“Ha sido un fin de semana muy flojo, la gente ha decidido tomar el bollo en su casa por miedo a los contagios”, esta fue la frase más repetida por los hosteleros el lunes festivo por las fiestas de Santa Isabel en Lugones, que fueron suspendidas por la Asociación de Festejos para prevenir los contagios por coronavirus.

Los propietarios del Café Machado, Marí y Roberto, contaron con dos mesas de 10 personas, una dentro del local y otra en la terraza para comer el bollo, “son clientes habituales que también vivieron a comer el bollo del Carbayu, pero notamos que la gente tiene miedo y mucha incertidumbre. No sabemos que va a pasar en septiembre, pero esperamos que con la vuelta de los vecinos de vacaciones se reactive el venir a tomar cafés con el movimiento. Es cierto que agosto es un mes flojo en Lugones, porque la gente se va, pero este año unido a la pandemia y al cierre en el confinamiento lo está siendo más. La gente ha optado por tomar el bollo en sus casas”, apuntaron.  La Cafetería abrió sus puertas el 7 de marzo, estuvo muy pocos días abierta al público antes de tener que cerrar por el estado de alarma y esperan que no les vuelvan a confinar, porque consideran que sería la ruina.

El propietario de Nuevo Nivel, Sebas, aseguró que fue un fin de semana mucho más flojo de lo normal, “el viernes hubo muy poca gente pero además a las 12 de la noche ya no podemos atender a nadie así que eso hace que la gente no salga tanto; el sábado llovió todo el día y no vino nadie; el domingo hizo frío y hubo algo a la hora del vermú pero a las 22 horas la calle estaba vacía y eso que hoy lunes es fiesta y hoy lo que ves, los clientes habituales tomándose una cerveza o el café y poco más, hay mesas libres cuando esperábamos que estuviera todo lleno tomándose el bollo”, relató.

Chus, propietario del Lennon´s Bar Lugones, aseguró que ha hecho mucho daño a la hostelería el cierre a partir de la una, porque la gente no viene después de ir a cenar a los restaurantes o las sidrerías, “ha sido un fin de semana muy flojo y hoy la gente no ha venido a tomar el bollo, los vecinos tienen miedo por los contagios porque la situación ha empeorado. Nosotros hemos tenido que suspender el viaje a Liverpool, aunque en The Caver nos han reservado el 30 de mayo de 2021 para que los grupos vayan a actuar y esperamos poder ir”, aseguró.

Abraham, propietario de la Sidrería Villoría, aseguró que el tenía todas las mesas reservadas para comer el bollo y cenar, pero aseguro que el fin de semana fue un desastre, ya que hizo mal tiempo y la gente no acudió. El propietario de La Taberna El Pinón, José, aseguró que para ellos el fin de semana fue bueno, ya que contaron con muchas reservas a la hora de comer y cenar para disfrutar de la Jornada de Novilla Asturiana de los Valles, “acudieron muchos clientes de fuera de Lugones, incluso algunos se tuvieron que quedar fuera debido al límite del aforo”, aseguró.