[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


60 años lleva abierto el Bar Montes en La Pedrera en Lieres

Publicado el 24/08/2020
El tapin 60 años lleva abierto el Bar Montes en La Pedrera en LieresPaulina Montes regenta el bar junto a su marido Tolo Corte

El Bar Montes de Lieres abrió sus puertas el 1 agosto de 1960 de la mano del matrimonio formado por Aquilino Montes y Reineria Rodríguez, que se conocieron al vivir en dos pueblos próximos en Los Carabales y Traspando respectivamente, se casaron y tuvieron tres hijos, una de ellas Paulina Montes, es la que regenta en este momento el Bar junto a su marido Tolo Corte.

Aquilino era minero en Pumarabule en Carbayín, “cuando se casaron construyeron una casa en Traspando que al final vendieron a mi tía y construyeron la del Bar Montes en Lieres, en La Pedrera en el número 29. Mi padre era muy emprendedor y le gustaba hacer muchas cosas”, comentó Paulina. Aquilino no era mucho de Bar, y más saliendo de trabajar de la mina, no le gustaba estar encerrado en el local, “por eso decidieron comprar animales y dedicarse a la ganadería, que fue a lo que se dedicaron más que al bar”, relató la hija.

Reineria era la que se encargaba de atender el bar, a los hijos y el ganado cuando Aquilino trabajaba. El horario en el que abría en aquella época era a las 9 hasta muy tarde por la noche, como recuerda Paulina. “La comida la hacía ella y recuerdo que al principio se comían gatos guisados. Pero toda la comida era casera, fabes, rollo de carne, yo eso lo mantengo en el menú. Lo normal era poner fabes todos los días”, relató.

El Bar Montes estaba delante del campo de fútbol del Lieres, que ya no está en esa ubicación, y todos los domingos había partido y el local se llenaba de clientes que iban a ver los encuentros, por eso principalmente se abría ese día.

Paulina nació en 1965 y con 17 años se hizo cargo del Bar Montes, “mi padre murió cuando yo tenía 14 años y el bar quedó cerrado, porque mi madre decidió seguir con el ganado y entonces yo opté por cogerlo, abría sólo por las tardes. Aunque cerrado como tal nunca estuvo, porque mi madre venía los domingos a abrir. En 1986 cuando me casé con Tolo nos lo tomamos mucho más en serio y abríamos todos el día con el horario normal”,  recordó. En este momento, el Bar Montes abre todos los días menos el domingo de 6 a cierre.

“Han cambiado las costumbres, porque antes no había tanto coche y la gente se queda en Lieres los fines de semana y el resto de días. Ahora aquí un domingo no hay nada”, explicó. Siguen dando menú y tres días a la semana da fabada, que mucha gente va a probarla, es comida casera y típica asturiana.

Se tuvieron que adaptar por la crisis sanitaria y la terraza de la entrada, paso de 6 mesas a 4 y dentro cuentan con 6 mesas para respetar las distancias de seguridad. Los actuales propietarios realizaron una reforma del local en el año 2001, que consistió en quitar un tabique para hacer el comedor más grande y se hizo la terraza. “Hubo una clienta mayor el año pasado que un día se acercó y me dijo: con los días que pasé yo en ese comedor cerrado cortejando, si se hubieran enterado mis padres”, comentó.

Los clientes en 60 años han ido cambiando mucho, hay vecinos de Lieres y mucha gente de paso, que para a degustar los menús, “este bar siempre fue muy familiar, casi siempre venían los mismos clientes que son amigos. Pero ahora vemos gente de cualquier parte del mundo, que vienen de vacaciones a Asturias y de paso a otros lugares paran aquí. Hay un hombre mayor que tiene más de 70 años y viene todos los años en bicicleta, para hablar con Tolo de los coches clásicos, porque a los dos les apasionan. Ahora mismo tenemos una muy buena clientela”, afirmó.

Paulina y Tolo tienen dos hijas, que se criaron en el propio Bar, ya que arriba vive el matrimonio. “Por el momento mis hijas no quieren seguir con el Bar, pero el futuro nadie lo sabe”, apuntó.