[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Amparo Antuña: “Fue una situación muy dura, pero nos tocó ponernos las pilas y trabajar con medios que nunca hubiéramos pensado que nos sirvieran tanto en el día a día”

Publicado el 16/08/2020
El tapin Amparo Antuña: “Fue una situación muy dura, pero nos tocó ponernos las pilas y trabajar con medios que nunca hubiéramos pensado que nos sirvieran tanto en el día a día”Amparo Antuña

“Por el cargo que desempeño de alcaldesa en Noreña, ya sabía más o menos en qué punto se encontraba la situación, pero soy docente y me debo a lo que se me diga desde la dirección de centro escolar y fue la dirección la que nos comunicó que el centro se cerraba por la crisis sanitaria del coronavirus”

“Los que siempre estuvieron al pie del cañón en el Ayuntamiento fueron los Servicios Sociales, al ser un departamento fundamental en esta situación. Todo el mundo que vino o solicitó la cita previa fue atendido”

La profesora del IES Escultor Juan de Villanueva de Pola de Siero, Amparo Antuña, relató para el periódico El Tapín su experiencia como docente durante el confinamiento y las dificultades y ventajas que se le presentaron en las materias que imparte que son latín, en 1º de Bachillerato y Lengua Castellana em 1º de Bachillerato y 2º de ESO. “Por el cargo que desempeño de alcaldesa en Noreña, ya sabía más o menos en que punto se encontraba la situación pero soy docente y me debo a lo que se me diga desde la dirección de centro escolar y fue la dirección la que nos comunicó que el centro se cerraba por la crisis sanitaria del coronavirus, aunque primero, el jueves, dejaron de ir los alumnos y los profesores fuimos el viernes cuando se nos comunicó la decisión”, relató.

Amparo reconoció que con está crisis se les abrió una nueva etapa docente, ya que tuvieron que comenzar a teletrabajar, “no estábamos a costumbrados y fue una novedad para todo el mundo, no tanto para el alumnado como para mí y todo el profesorado. Te tienes que renovar y comenzamos a usar los medios que la consejería puso a nuestra disposición, como el Teams, el correo 365 y todos los medios que teníamos a nuestro alcance y de los que nos dotó”, explicó.

La docente aseguró que durante estos meses trabajó muy a gusto con todo su alumnado, porque fueron muy trabajadores, “ellos a mí me daba 80 vueltas en cuanto a las nuevas tecnologías, ya que son unos expertos y no hubo ningún tipo de problema”, afirmó. A través del correo 365 la profesora creó una agenda y semanalmente les enviaba la tarea, lo bueno es que en los cursos a los que impartía clase no se adelantaba materia, porque no eran de cambio de etapa como en 4º de ESO o el 2º de Bachiller con la EBAU. “Lo que yo hice fue machacar la materia que ya se había dado en clase, trabajamos semanalmente con los alumnos de 2º de ESO y los de Bachillerato de manera diaria para que se acostumbraran a trabajar, yo se lo enviaba después corregido. Cualquier duda me la enviaban también por correo o nos veíamos por videoconferencia a través del Teams”, comentó.

Antuña aseguró que, sí que se dieron casos de alumnos con dificultades a la hora de conectarse a Internet, porque la conexión era complicada al residir en la zona rural, “pero del 100% sería un 1% los que tuvieron esos problemas”, aseveró. Amparo no tuvo que volver al centro ni durante la desescalada, ya que las evaluaciones se hicieron por videoconferencias. “Fue una situación muy dura, pero nos tocó ponernos las pilas y trabajar con medios que nunca hubiéramos pensado que nos sirvieran tanto en el día a día”, afirmó.

La profesora aseguró que están pendientes de que la consejería les diga los protocolos y las medidas que se deben tomar para comenzar el nuevo curso, “pero está claro que tendremos que tomar unas medidas de seguridad como en este momento, entiendo que la mascarilla, el distanciamiento y el lavarse las manos será obligatorio, pero tanto la consejería de Sanidad como la de Educación son las encargadas de darnos las pautas a seguir a las direcciones de los centro que se trasladaran al profesorado”, explicó.

Amparo Antuña es alcaldesa de Noreña y explicó que el Consistorio también tuvo que adaptarse a los nuevos tiempos, “se hizo lo que el Real Decreto y el Ministerio de Sanidad mandaba a través del BOE y Delegación de Gobierno, se siguieron todas las pautas, porque ante todo hay que preservar la salud pública y por tanto lo cumplimos a rajatabla”, destacó.

El Ayuntamiento cuenta con 60 empleados y teletrabajaron durante el confinamiento lo que pudieron hacerlo, ya que los servicios básicos tenían que seguir ofreciéndose a los vecinos, “lo que es el funcionariado si teletrabajaron por turnos, ya que se tenía que atender al público. Los que siempre estuvieron al pie del cañón en el Ayuntamiento fueron los Servicios Sociales, al ser un departamento fundamental en esta situación. Todo el mundo que vino o solicitó la cita previa fue atendido”, narró.

La alcaldesa aseguró que la desescalada se llevó con mucho cuidado y precaución, “porque hay que recordar que el virus sigue ahí. Desde el Ayuntamiento lo que hicimos fue proporcionar a todos los vecinos y entidades (residencias de mayores, ADEPAS, Miraflores) mascarillas y pantallas, porque tenemos una red de voluntariado que las elaboraba y no tengo palabras para agradecerles su trabajo. Quiero agradecer también el trabajo de los empleados del Ayuntamiento, los voluntarios y en sí a los vecinos por el comportamiento tan ejemplar que están teniendo”, concluyó.