[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Patrimonio Inmaterial

Publicado el 11/08/2020

El teatro  es un patrimonio inmaterial y ecológico. Nada más que nace muere. Solo deja huella en la memoria del espectador. Y el teatro es también  el único lugar donde los muertos resucitan.  Pero,  tras 35 años de existencia,  el Teatro del  Norte si que ha dejado  huella, aunque esa huella no sean  los espectáculos que ha creado a lo largo de sus  treinta y cinco años. Nuestros espectáculos, unos mejores y  otros peores,  se pierden en el bosque del teatro, sin duda demasiado frondoso y poco  cuidado. Demasiados espectáculos para tan poco público.  Mucha mayor la oferta que la demanda.

El Teatro del Norte si que ha dejado huella en 4 actividades, a veces invisibles, que lleva realizando desde hace  35 años: La Muestra de Teatro de Lugones, creada por el Teatro del Norte hace 34 años.

 Los Encuentros en el Norte que  llevan  haciéndose en el Colegio El Prial de Infiesto  desde hace 21 años.

El Encuentro con Mujeres en Escena que lleva  haciéndose     en la Casa de la Cultura de Lugones desde hace 19 años

El Taller de Teatro de la cárcel de Asturias que, en diversos proyectos europeos, llevamos realizando desde casi  10 años.

De esas cuatro actividades dos están unidas estrechamente a Lugones y a su Casa de la Cultura: La muestra de Teatro de Lugones  y el Encuentro con Mujeres en Escena.

La Muestra de Teatro  de Lugones  nace  en 1986, un año después de crearse el Teatro del Norte, y  nace con la voluntad y necesidad  de mostrar al  pueblo de Lugones  lo que el Teatro del Norte hacia. Nace en la pequeña, y primera, Casa de la Cultura, y nace con el apoyo de la Sociedad de Festejos de Santa Isabel. Al siguiente año ya conseguimos  celebrarla en el Polideportivo del Instituto. Y un año, incluso en el Polideportivo del Colegio, a pesar de los problemas de acústica que tenía el espacio. No fueron nada fáciles los comienzos y el esfuerzo que tuvimos que hacer fue inmenso, pero la ayuda de la Asociación de Vecinos, fue decisiva. Nos dejaba el equipo de megafonía de la Asociación para anunciar los espectáculos. Armar y desarmar el escenario, crear una grada para el público, luchar contra los niños que tiraban piedras… fue un esfuerzo intenso de  todos los que entonces formábamos el Teatro del Norte.

Año tras año,  e incluso en un espacio tan incomodo como el gimnasio del Instituto,   el público nunca dejó de asistir, lleno tras lleno, teniendo que quedarse muchos fuera.

Se construye la nueva Casa de la Cultura y nadie nos pregunta nuestra opinión sobre el nuevo escenario y sus necesidades. Y, a pesar de la mala visibilidad, del calor, del salón de actos tan poco adecuado para el teatro, el público seguía asistiendo. Y seguía habiendo peleas para poder entrar. Y el Ayuntamiento, que se fue haciendo  cargo de la Muestra, termina por establecer una entrada gratuita que  controle el número de espectadores.

El público de Lugones, niños incluidos, (pues siempre la Muestra contó con un espectáculo de teatro para niños)   nunca abandono la Muestra,   siempre siguió asistiendo. Nunca nos dejo solos. Y nosotros siempre  se lo pagamos con  la mejor programación posible, con los mejores espectáculos de Asturias.

Algo similar ocurrió con el Encuentro con Mujeres en Escena. Ese pequeño Festival que permite a las mujeres del teatro de España y del resto del Mundo hacerse visibles. Y así tuvimos entre nosotros a Julia Varley del Odin Teatre de Dinarnarca o a Cecilia Hopkins de Buenos Aires. Un encuentro con una actriz y un teatro a veces invisible, a veces ignorado, a veces olvidado. Dar presencia y  voz a las mujeres del teatro, ese es el fin del Encuentro con Mujeres que este año llegara a su XX edición.

Y el público de Lugones nuevamente siguió respondiendo a nuestra llamada,  a nuestra actividad, a nuestro apoyo  a las mujeres del teatro. A la idea de que el teatro no solo es una actividad de hombres, sino también de mujeres, aunque no se haga visible.

Y llegamos al nefasto año 2020 y a  la  presencia del Corona Virus. Pero año también donde tenía que inaugurarse la nueva Casa de Cultura de Lugones, la tercera que yo conozco (y de la que tampoco se me preguntó nada), con su nuevo teatro, con su nuevo escenario. Y se decide esperar a que pase la pandemia para inaugurarlo.

¿Pensaron nuestros gobernantes,  políticos y culturales,   en la importancia que tiene para el Municipio de Siero   la Semana de Teatro de  la Pola, que tampoco se realizó, la 34 Muestra de Teatro de Lugones , que tenía que comenzar el próximo 24 de Agosto, o  el XX Encuentro con Mujeres en Escena que ha de celebrarse en Octubre?

¿Pensaron por un momento en el  enorme  valor que este Patrimonio Inmaterial tiene para el municipio?

Pero no nos engañemos, ninguna de estas actividades nació por decisión municipal, la Semana de Teatro de Pola de Siero fue creada por el grupo Andecha, hoy ya desaparecido,  y la de Lugones por el Teatro del Norte. ¿Sin estas  iniciativas  particulares habrían nacido estas actividades? ¿El Ayuntamiento las  hubiese organizado por su cuenta?

Pienso que  no.

Pero ahora el Municipio de Siero, con 5 escenarios, ¿puede tirar por la borda ese enorme patrimonio teatral que lo  hace muy diferente al resto de Municipios de Asturias?

¿Solo por ser un Patrimonio Inmaterial?

¿Son  más patrimonio los ladrillos y el asfalto?

¿Para qué la  magnífica infraestructura teatral con que cuenta el municipio? ¿Para tenerla cerrada?

Yo creo que Siero cuenta con un Patrimonio Teatral  muy importante (y no solo el que aporta el Teatro del Norte, también Kamante Teatro, Tragluz títeres…y así hasta otras cinco compañías más que residen en este municipio),  e ignorarlo, olvidarlo o cerrarlo habla muy poco a favor de nuestros gobernantes. Y, sobre todo, habla muy poco a favor del público que, año tras año, y con una fidelidad que ya quisieran para sí  otros municipios, ha apoyado todas las actividades teatrales.

El pueblo de Lugones,  que nos ha acompañado año tras año, se siente dueño de ese Patrimonio Teatral Inmaterial, y no quiere  ni que se lo roben  ni que se lo hagan desaparecer.

El pueblo de Lugones quiere seguir siendo ese público entregado que,  año tras año,  hacia una hora de cola para entrar al teatro.

Un público     que se siente orgulloso de su Muestra de Teatro, de su Encuentro con Mujeres,  y que  en el Teatro del Norte siempre hemos sentido próximo y cómplice. Un público que es el verdadero depositario del Patrimonio teatral.  Un Patrimonio que nos hace diferentes a los municipios  de nuestro alrededor. Un Patrimonio teatral  que es de todos y no se puede perder.

Si luchamos por nuestro teatro, lucharemos por nuestra cultura y lucharemos  también por nuestra democracia. Y todo nuestro Patrimonio Inmaterial se convertirá, para todos los habitantes de Lugones,  en su Patrimonio Material

Si no, el Covi 19 acabará con todos nosotros.