[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El AMPA del IES Astures apoya a la dirección y presentará en la consejería un escrito solicitando soluciones para el inicio del curso

Publicado el 03/08/2020
El tapin El AMPA del IES Astures apoya a la dirección y presentará en la consejería un escrito solicitando soluciones para el inicio del curso

El presidente de la Asociación de Madres y Padres del IES Astures, Raúl Díaz, aseguró que el colectivo apoya a la dirección del centro y presentará ante la consejería de Educación un escrito, donde solicitará que se tomen medidas para un inicio de curso seguro para los alumnos y en el que no se pierda la calidad de la enseñanza conseguida a lo largo de estos años.

 “Estamos muy preocupados, porque no hay nada claro, ni un protocolo a seguir para el curso que comenzará el 12 de septiembre. Además, se une el elevado número de matrículas con el que cuenta el centro”, apuntó. Desde la dirección y el propio AMPA aseguran que, dado el elevado volumen de alumnado en el centro, de alrededor de 750 estudiantes, se hace inviable poder garantizar la distancia interpersonal de 1,5 metros, que se aconseja tanto por Ministerio de Sanidad y Educación mantener entre alumnado. Para poder seguir las recomendaciones, las aulas de mayor tamaño, que son unas 12, tendrían una capacidad máxima de 15 estudiantes, lo que supone no poder acoger a casi la mitad del alumnado. El resto de las aulas sólo tienen capacidad manteniendo las distancias de entre 10 y 8 alumnos.

“La dirección se está planteando usar espacios comunes para acoger a los alumnos, pero eso los lleva a reducirse a un metro para acoger a los 25 alumnos. Otro de los problemas es que se perderán la división de los mini grupos, sobre todo en la ESO, que les ha servido durante años para realizar un seguimiento académico más exhaustivo de los alumnos y poder atender así a la diversidad. Por lo que además se perderá calidad en la enseñanza”, denuncia Díaz.

Otro de los problemas son las entradas, salidas y los recreos, “no hay espacio físico en el patio ni en el propio centro, porque todos los alumnos salen a la vez, si llueve no hay espacios cubiertos, en el gimnasio tampoco entran porque no pueden respetar las distancias de seguridad. Hay mucho miedo por lo que pueda suceder y es necesario anticiparse a ello, el problema está ahí, porque la pandemia continúa y encima los brotes, que en un mes pueden empeorar”, afirmó.

La dirección recuerda que tampoco saben si se va a abrir la cafetería del centro y considera fundamental incrementar la plantilla de limpieza como primer requisito para garantizar un mínimo de desinfección de los espacios. No saben cómo se van a poder usar las instalaciones como el polideportivo, si son varios los grupos que coinciden en la misma franja horaria.