[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


“La Tienda de Luis” un referente poleso

Publicado el 03/08/2020
El tapin “La Tienda de Luis” un referente poleso

Cada vez son menos las pequeñas tiendas de alimentación que resisten a las grandes  cadenas de supermercados. En Pola de Siero aún podemos encontrarnos con alguna de estas tiendas de ultramarinos como “La tienda de Luis” en plena calle San Antonio, que continúa su legado tras más de sesenta años de historia.

Comenzó su andadura en este mismo lugar de la mano de Luis y Luisa y bajo el nombre de “Almacén de coloniales”, como aún hoy en día es conocida por muchos. Posteriormente y debido a una renovación en el edificio en el que se encuentra se trasladaron a otro  local en la Avenida de Gijón, para finalmente volver  a sus orígenes donde actualmente se ubica, regentado actualmente por una de las nietas de los fundadores, Carmen Noval, eso sí, bajo la atenta mirada de su abuela Luisa quien cada día baja a pasar un rato con ella e incluso le entran ganas de ponerse tras el mostrador y es que como su propia nieta dice, “este lugar es su vida”.

Y es que tras ese mostrador han pasado tres generaciones de la misma familia y todos con gran ilusión por seguir adelante con el legado familiar, renombrado como “La tienda de Luis” tras el fallecimiento del marido de Luisa.

Actualmente, cuentan con su propio almacén en el polígono de la Tejera en Pola de Siero, en donde distribuyen gran cantidad de productos de hostelería y en el que trabajan dos de los hijos del matrimonio, Paci, encargada de la gestión administrativa y Juan, que se encarga de la distribución.

Tras el relevo tomado por Carmen en la tienda, han comenzado a moverse en redes sociales, patrocinando algunos de sus productos en la página de facebook, y asegura que “es un buen medio de publicidad y se nota en que cada vez más gente joven viene a comprar a la tienda”, ya que tal y como dice “es un error pensar que en las grandes superficies encontraremos productos más económicos”.

Durante la reciente crisis originada por el Covid-19, Carmen se confiesa “sorprendida” por la cantidad de gente que acudía a comprar durante el confinamiento, llegando a tener fuera de la tienda una cola de hasta cuatro o cinco personas. A pesar de estar encantada por el aumento de clientela si que asegura que se le hizo duro adaptarse a no tener a su abuela allí sentada por las tardes.

“La tienda de Luis” es un referente en alimentación y ocupa un lugar en la vida no solo de la familia sino de todos los polesos.