[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Los hosteleros de Pola de Siero apelan a la responsabilidad de los asturianos para evitar las aglomeraciones este fin de semana y recuerdan que El Carmín está suspendido

Publicado el 17/07/2020
El tapin Los hosteleros de Pola de Siero apelan a la responsabilidad de los asturianos para evitar las aglomeraciones este fin de semana y recuerdan que El Carmín está suspendido

Los hosteleros de Pola de Siero junto al Ayuntamiento hacen frente común y apelan a la responsabilidad de los asturianos, para evitar las aglomeraciones y cumplir con las normas sanitarias impuestas por la consejería y el Ministerio de Sanidad, este fin de semana ya que la fiesta del Carmín está suspendida.

Loreto García, propietaria de la Sidrería El Madreñeru de Loreto, recordó que todavía no se ha superado la pandemia y por eso pide prudencia a los asturianos, “los establecimientos de Pola no tenemos suficiente capacidad para albergar a las 30.000 personas, que acudían al Carmín. No estamos trabajando con el aforo completo y por el bien de todos, para evitar aglomeraciones y que el virus se expanda queremos pedir a la gente que acuda que cumpla con las medidas sanitarias: evite las aglomeraciones, lleve mascarilla, respete la distancia de seguridad y se lave las manos. Quiero hacer una pregunta sobre todo a los jóvenes: ¿qué es mejor disfrutar de más Carmines otros años o volver a estar confinados? No están permitidos los botellones y pedimos a la gente que no suba al prado de la Sobatiella, ya que no está en condiciones y se deben evitar las aglomeraciones”, relató.

Toño Piquero, propietario del Premier y el Malaka, que son establecimientos con música amplificada aseguró que tienen cubierto el aforo con reservas para el viernes, sábado y lunes, además han colocado mesas en los dos locales, ya que no se puede bailar ni consumir fuera de ellas. Piquero explicó que sólo podrán entrar las personas que hayan reservado, además esto ha servido para escalonar a los clientes por horarios y evitar las aglomeraciones. “Los clientes tienen que tener claro que después de consumir en los bares o sidrerías sólo podrán acudir a los pub si tienen hecha su reserva. Es una medida impuesta por el bien de todos y hay que respetarla”, narró.

El alcalde en funciones, Javier Rodríguez, y la concejala de Festejos, Ana Rosa Nosti, recalcaron la importancia de cumplir las normas para evitar rebrotes y aseguraron que Pola servirá de ejemplo al resto de grandes fiestas de la región, como el Descenso del Sella y el Xiringüelo.

El Ayuntamiento entregó a los hosteleros el bando en el que se amplían los horarios a los establecimientos hosteleros polesos tras las peticiones recibidas por el sector. Entre los días 17 y 20 de julio ambos inclusive, el horario de cierre máximo será las 3 horas para las terrazas y a las 3:30 horas para el interior de los establecimientos, quedando exceptuados de dicho cumplimiento aquellos locales que por su licencia específica puedan cerrar más tarde (locales con música amplificada) a los que se le aplicará exclusivamente el horario máximo de cierre de terrazas a las 3 horas.