[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Escuela de Ciclismo de Viella y el equipo de Ciclismo Viella Guttrans retomaron los entrenamientos grupales

Publicado el 29/06/2020
El tapin La Escuela de Ciclismo de Viella y el equipo de Ciclismo Viella Guttrans retomaron los entrenamientos grupales

Durante el confinamiento, decretado por el estado de alarma con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus, fue complicado para los ciclistas mantener el tono físico, pero ya han podido volver a disfrutar de la carretera.

Para mantener la actividad física los deportistas de la Escuela de Ciclismo de Viella y las corredoras del equipo Viella Guttrans tiraron de rodillo bien en solitario o muchas veces de manera grupal por medio de videollamada, llegando a desarrollar entre ellos alguna que otra carrera virtual, para mantener viva la chispa de la competición.

Ahora una vez inmersos en la desescalada se realizan los entrenamientos con las mayores medidas de seguridad y prevención posibles, con el apoyo del conjunto femenino Viella Guttrans, por lo que todo resulta más sencillo porque ruedan por carretera abierta, siempre cubiertas por el coche de equipo dirigido por Carlos González (Cali).

Con la Escuela de Ciclismo las cosas resultan un poco más complicadas al haber niños de diferentes edades desde los 5 años hasta los 14 años. El sistema de trabajo actual consiste en dividir a los corredores por grupos de edades y horarios, y llegando a dividirlos también en diferentes instalaciones deportivas, acudiendo la mitad al velódromo de La Morgal, y la otra mitad al circuito poleso de Chechu Rubiera, distribuyéndose los monitores: Paco fuentes, Carlos González y Noelia González con el grupo de categorías alevines e infantiles, que suelen ejercitarse en La Morgal. Juan Pablo Cortina y Orlando Solares se hacen cargo del resto de la plantilla: promesas y principiantes, en las instalaciones de Chechu Rubiera.

A mediados de julio se espera retomar la competición, pero muchas de las carreras ya han sido suspendidas, en la mayoría de los casos por la financiación, algunas de las pruebas se realizan dentro de los programas de las fiestas patronales de las diferentes localidades y al no haber fiesta las Sociedades de Festejos tampoco van a recibir la subvención de los ayuntamientos correspondientes, por lo que se aplazan las carreras para el año siguiente.

A pesar de esta crisis sanitaria y económica causada por el virus, la directiva quiere ser optimista y espera que los corredores puedan disputar entre 6 y 8 pruebas está temporada, y que el equipo femenino Viella Guttrans pueda competir entre 8 y 10 por tierras cántabras, vascas, madrileñas y en Almería, entre otras.