[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


CCOO y SIPLA en defensa de los servicios públicos del Ayuntamiento de Siero

Publicado el 03/06/2020

CCOO y SIPLA en defensa de los servicios públicos del Ayuntamiento de Siero

 Que la primera medida del Alcalde de Siero en materia de empleo en plena crisis del covid-19 sea la destrucción de empleos públicos es una clara declaración de intenciones contra los servicios públicos. Aunque es algo que no nos pilla de sorpresa, ya que de manera continua las actuaciones de estos últimos años han seguido la misma línea: destruir empleo público fijo, dejar los servicios municipales sin personal no efectuando la cobertura de las vacantes y jubilaciones y aumentar la contratación temporal mediante interinos y contratos en prácticas. Todo lo contrario al resto de administraciones locales y de las recomendaciones y pactos firmados.

 El Ayuntamiento de Siero terminará el año 2020 con unas 66 plazas vacantes, eso representa casi el 24% de la plantilla. Es inadmisible que ¼ de las plazas estén sin cubrir. Para paliar esa carencia se opta por ir contracorriente y aumentar la contratación temporal mediante interinos, y contratos en prácticas para jóvenes, subvencionados y con el salario mínimo, pasando de 6 puestos el año pasado a 10 este año 2020. La apuesta del equipo de gobierno es clara: empleo temporal al cual se pueda presionar, y prácticas mal pagadas para cubrir las carencias y necesidades de la plantilla municipal.

 Esto al final parece orientado a provocar una situación intencionada: mala prestación de los servicios al ciudadano y una posible base para justificar la posterior privatización de los servicios municipales que luego terminarán pagando los/as vecinos/as de Siero, todos conocemos diferentes casos de privatización de instalaciones deportivas, servicios de aguas, etc. donde al cabo de unos años se descubren la malversación de millones de euros y un agujero en las arcas municipales.

 Es asombrosa la demagogia de las declaraciones y acciones interesadas en los medios de comunicación y redes sociales por parte del equipo de gobierno. ¿Cómo se puede decir que la amortización de plazas en servicios públicos es justificar la necesidad de dinero para medidas covid-19? Y luego no se tiene reparo en aumentar el gasto en sueldos de asesores y cargos políticos hasta casi los 700.000 €.

 ¿Cómo se puede llevar desde el año 2016 sin efectuar las convocatorias de empleo público que establece la ley y tener 66 plazas vacantes?, y ahora suprimir 8 plazas que cuando se aprobó el presupuesto hace unos meses y se consideraron necesarias.

 Sin matices de ningún tipo, la amortización de las 8 plazas de policía local (empleo público), y las declaraciones de más amortizaciones o posibles despidos tanto en la plantilla municipal, como en los patronatos municipales, se realizan dentro de un claro ánimo de revancha y animadversión contra la plantilla municipal, y como todo vale pues se aprovecha la justificación de problemas económicos por el Ayuntamiento de Siero en relación covid-19. Otra vez contracorriente al resto de ayuntamientos asturianos, y olvidándose de las necesidades y ratios de población.

 El Ayuntamiento de Siero no tiene problemas económicos, es rotundamente falso, y menos en base al gasto en plantilla municipal. El Ayuntamiento de Siero esta saneado y dispone de un remanente de tesorería de más de 9 millones de euros, la situación actual es temporal no estructural. Una parte importante de ese remanente  procede de las 66 plazas vacantes y jubilaciones en la plantilla municipal. El gasto en personal de la plantilla del Ayuntamiento de Siero es actualmente unos 700.000 € superior al año 2011, cantidad que casualmente coincide casi en su totalidad con los gastos en asesores y sueldos de cargos políticos, lo cual beneficia a otros partidos que parecen adoptar sus decisiones pensando más en su cartera que en el interés general.

 El gasto salarial actual de unos 13,5 millones de euros, representa un porcentaje del 31,72 % del presupuesto de Siero (ajustado a las recomendaciones existentes de que el gasto de personal represente aproximadamente el 30% del presupuesto municipal),  se mantiene y porcentualmente baja un 1%, es decir se destina menos dinero a la plantilla municipal. Mientras que por otro lado en estos últimos 9 años se aumentó un 10% el presupuesto municipal lo cual supone más de 4 millones de euros de nuevos ingresos, que coincide con el aumento del gasto corriente que ha pasado 13 a 17 millones de euros, un aumento del 40%.

 Según nuestras estimaciones todos los años se está generando un remanente muy importante procedente del “ahorro” de sueldos de plazas vacantes y jubilaciones, en el año 2019 se dejaron sin gastar unos 700.000 € y este año 2020 será casi un millón euros. Al final del año Siero dispondrá de cerca de un millón de euros de salarios no pagados, entre ellos las 8 plazas de policía local que llevan años sin cubrir, y aumentara más por las jubilaciones previstas de entre 6 y 7 funcionarios cada año. Su falta de cobertura además de afectar a la prestación de los servicios, supone perjudicar a muchos/as personas que desean acceder al empleo público.

 Nos preguntamos porque no se amortizan otras plazas, como por ejemplo la plaza de alta dirección de Director del Area de Servicios Sociales creada expresamente por el Sr. Alcalde con un sueldo que ronda los 50.000 €, y vacante casi desde su creación hace ya 3 años. ¿Sino se necesita para que se crea? ¿Son necesarios más asesores y concejales liberados cuyos sueldos suman el doble del “ahorro” en policías locales? ¿Cómo es posible que en toda Asturias, solo Siero anuncie recortes en empleo y gasto público? Al final la apuesta es clara desmantelamiento del empleo público y apuesta por un modelo basado en la contratación externa y privatización.