[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El Ayuntamiento ejecuta tres escolleras para contener argayos en la carretera que conecta Pola de Siero con el enlace de la autovía minera en Noreña. Los trabajos estarán finalizados en un plazo de dos semanas

Esta actuación tiene un presupuesto de 28.500 euros.

Publicado el 14/05/2020
El tapin El Ayuntamiento ejecuta tres escolleras para contener argayos en la carretera que conecta Pola de Siero con el enlace de la autovía minera en Noreña. Los trabajos estarán finalizados en un plazo de dos semanas

El Ayuntamiento de Siero comenzó ayer los trabajos para la construcción de tres escolleras para contener argayos en la carretera que conecta Pola de Siero con el enlace de la autovía AS-1 en Noreña. Esta actuación, que se está ejecutando con cargo al pliego de mantenimiento y que cuenta con un presupuesto aproximado a los 28.500 euros, busca estabilizar taludes que presentan riego de nuevos desplazamientos en la época de lluvias.

La primera de ellas, con una longitud de 15 metros y una altura aproximada de tres metros, se encuentra en el ramal de salida de la glorieta de la AS-I. El segundo, situado en la margen de la propia carretera, a unos 700 m de la glorieta en dirección Noreña, presenta una longitud de 12 metros y una altura de tres metros. Y, por último, la tercera escollera, ubicada al inicio del camino municipal de acceso al núcleo de Ferrera de Abajo, desde la citada carretera de Noreña, tendrá una longitud aproximada de 15 metros y una altura media de cuatro metros.

Las obras, que comenzaron ayer, estarán finalizadas en un plazo de dos semanas, si las condiciones meteorológicas lo permiten.

El concejal de Infraestructuras Urbanas; Mantenimiento y conservación de Inmuebles Municipales; y Medio Ambiente, Javier Rodríguez Morán, aseguró que “es una actuación muy necesaria para evitar problemas durante la época de lluvias. Hay que tener en cuenta que se trata de una vía con bastante tráfico, debido a la conexión con la autovía, y que estos taludes suponían un riesgo considerable por la falta de estabilidad”.