[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Los hosteleros de Lugones se preguntan en que horario podrán los clientes ir a sus establecimientos

La mayoría de los asociados de Ashol están pensando no abrir con las medidas que actualmente están aprobadas

Publicado el 04/05/2020
El tapin Los hosteleros de Lugones se preguntan en que horario podrán los clientes ir a sus establecimientos

La Asociación Hostelera de Lugones se sumó hoy lunes 4 de mayo a las 21 horas a la protesta silenciosa organizada por la Agrupación de Hosteleros de Oviedo, bajo el lema #AbrirBienAbrirSeguro. El objetivo fue mostrar su malestar por las medidas aprobadas por el gobierno nacional ante la crisis sanitaria del COVID-19 con respecto a la apertura de sus locales, las cuales consideran que los llevan a no abrir en las condiciones óptimas de seguridad ni para sus clientes ni para sus trabajadores. 

“No podemos abrir las terrazas al 50%, ni en las condiciones que nos ofrecen, estas medidas nos llevan a la ruina esto añadido a la ya sufrida en estos meses de cierre, en los cuales no hemos recibido ningún tipo de ayuda por parte del gobierno. Queremos abrir bien y abrir seguros de no contagiar a nadie, y que nuestros negocios sirvan para generar dinero y empleo no para seguir sumando pérdidas que no podemos asumir. Ánimo a todos los compañeros del gremio”, apuntan desde la dirección del colectivo.

María José Santos, propietaria de la Cervecería Clovers y secretaria de Ashol, aseguró que ante la falta de medidas sanitarias y el tener que abrir las terrazas al 50% se suma que con las restricciones del tránsito y que sólo se puede salir a hacer deporte, pasear, a sacar al perro y con los niños, desconocen cuando los clientes podrán ir al bar. “También tenemos dudas en cuanto a los ERTES, si tenemos que abrir a partir del día 11 de mayo con todos los trabajadores y sólo abriendo la terraza al 50%, nos vamos a la ruina. Porque hay cosas que pagar”, apuntó.

Las medidas propuestas es que los propietarios tienen que facilitar los EPIS a todos los empleados, las mesas tienen que estar separadas dos metros las unas de las otras y el número máximo de personas en una mesa tiene que ser de 10. “La mayoría de los socios han decidido no abrir, porque no es rentable”, comentó.

Uno de los establecimientos que, por el momento, si las medidas no cambian de aquí al 11 de mayo, que ha decidido no abrir es el Café Estoril, su propietaria, Patricia Araujo, aseguró que para ellos es inviable abrir, porque no es rentable y sobre todo por la salud de sus clientes y de sus trabajadores, “sólo nos planteamos abrir si se quita el estado de alarma, porque tendremos que hacerlo de manera obligada al estar sujetas las ayudas a esa situación, pero de momento con estas medidas si no las cambian y las adaptan a lo que realmente vivimos los hosteleros no vamos a abrir”, afirmó.

Las dos hosteleras y la propia Asociación Hostelera de Lugones se mostraron muy agradecidas con las medidas aprobadas por el Ayuntamiento de Siero, que les han afectado directamente, como fueron la devolución de la tasa de terrazas, que no tendrán que pagarla hasta el año que viene, y sobre todo con poder ampliar las terrazas respetando la fachada del establecimiento.