[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Lugones inició la Semana Santa con el pregón del Reverendo Constantino Bada

Publicado el 20/03/2016
El tapin Lugones inició la Semana Santa con el pregón del Reverendo Constantino Bada

Lugones inició las celebraciones de la Semana Santa con el pregón del Reverendo, Constantino Bada en la iglesia parroquial de San Félix el sábado 19 de marzo. El sacerdote nació en Cardo (Gozón). Antes de incorporarse a la vida religiosa trabajó como intérprete, traductor y profesor de idiomas para una empresa multinacional. Ingresó en el Seminario ovetense a los 35 años, donde coincidió con el párroco de Lugones, Joaquín Manuel Serrano, al que le une una estrecha amistad.

Tras licenciarse en Estudios Eclesiásticos por la Universidad de Salamanca fue ordenado sacerdote en el año 2002 de manos de Monseñor Osoro. Ya como sacerdote, fue enviado a Roma para especializarse en Teología Bíblica y Sagrada Escritura. Completó su formación en la Escuela Bíblica de Jerusalén. De regreso a la Diócesis es nombrado Párroco de Santianes de Molenes, Ambás, las Villas, Pereda, Restiello, Rubiano, Sorribas, Tolinas, Vigaña, Villamarín,Villandás, Yermes y Tameza, dónde permaneció tres años. Desde 2009 es Párroco de Monteana-Fresno y Poago, a las que tiempo después se le añadiría San Andrés de los Tacones.

Bada es profesor de Sagrada Escritura, Hebreo, Orígenes del Cristianismo y otras diferentes asignaturas en el Seminario Metropolitano de Oviedo, así como en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas San Melchor. Actualmente concluye su doctorado sobre una de las primeras publicaciones de la Bíblia en español conocida como "La Bíblia del Oso".

El Reverendo hizo un repaso por la celebración acordándose de todos los protagonistas y los hechos históricos que se celebran. Pero también habló de temas de actualidad como el aborto, el asalto a los templos cristianos, el islamismo radical, el terrorismo y los refugiados Sirios. “En este momento, conocemos los nombres de todos los campamentos de refugiados, que desconocíamos y tenemos olvidados. En esta Europa de mercancías y mercados los niños y sus familias están olvidados moviendo por los países sin ninguna ayuda y pasando por alambradas lacerantes en los que se encuentra Cristo crucificado”, aseguró.

 También se acordó de San José  y comentó que echa de menos que su figura no salga estos días en las procesiones y lo considera el gran olvidado. Su discurso acabó felicitando a todos los Josés, Josefas, Pepes, Pepas y María Josés.