[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Asociación El Llavaderu propone al premio Mujer Sierense 2020 a Lourdes Mencía Castaño en representación de todas las mujeres del movimiento vecinal de la zona rural

Publicado el 21/02/2020
El tapin La Asociación El Llavaderu propone al premio Mujer Sierense 2020 a Lourdes Mencía Castaño en representación de todas las mujeres del movimiento vecinal de la zona rural

en representación de todas las mujeres del movimiento vecinal de la zona rural del municipio de Siero. La presidenta de El Llavaderu, Tina Cuadriello, explicó que su colectivo siempre intenta presentar a otras asociaciones, pero cumpliendo con las bases del galardón han tenido que personalizarlo en Lourdes Mencía.

En el texto presentado por la Asociación aseguran que cada vez es mayor la preocupación por las circunstancias de las zonas rurales: despoblamiento, envejecimiento, desconexión, falta de infraestructuras, etc. El crecimiento cada vez más acelerado de las ciudades y el diseño de políticas pensadas desde y para las urbes está dejando marginados a los pueblos. Y ello crea unos desequilibrios territoriales y unas desigualdades preocupantes.

Frente a estas tendencias, históricamente los municipios asturianos siempre tuvieron una organización territorial multipolar, como es el caso de Siero, donde además el hábitat es disperso. La concentración demográfica lleva a que cada vez se le dé más prioridad a las necesidades y demandas de la parte urbana y se vaya aplazando abordar los problemas de la zona rural. Siero va perdiendo de esa manera parte importante de su identidad, además de perjudicar el desarrollo, especialmente coartando las posibilidades económicas, turísticas, empresariales, ecológicas, de ocio... que puede proporcionar una zona rural bien atendida.

Y son las mujeres las que están más expuestas a los inconvenientes de seguir viviendo en la zona rural. Hay más mujeres de la tercera edad, más mujeres que dependen del transporte público para desplazarse, más mujeres con personas dependientes a su cargo, más mujeres en riesgo de exclusión.

Todo ello tiene más complicación en las aldeas pequeñas, incluso en Siero. Por ello, se hace necesario valorar la labor de cantidad de mujeres que se están implicando en el movimiento vecinal, social y reivindicativo de los pueblos y parroquias de nuestro municipio.

Lourdes Mencía Castaño nació en un pueblo de León (Villamarco de las Matas, 1956) con el que sigue vinculada y contribuyendo a la recuperación de sus tradiciones. De muy joven vino a Asturias, primero a estudiar y después a trabajar como modista titulada en una academia de corte y confección en Ventanielles y  como administrativa en una empresa familiar de fontanería y calefacción durante ocho años.

Madre de tres hijos y con cuatro nietos, su activismo social empezó en el año 1999 reivindicando el derecho de una hija suya a usar un centro social y denunciando en la prensa la gestión que en aquel tiempo hacía de tal centro el alcalde de barrio. Entró entonces a formar parte de la Asociación de Vecinos y Comerciantes Santolaya de Colloto y su Entorno, que se fundó ese mismo año. Y en ella sigue participando, primero ejerció como vocal y actualmente es vicepresidenta.

Dentro de la asociación dedicó mucho esfuerzo durante años a reclamar mejoras en el centro de salud de Colloto, que atiende a una población importante de varias parroquias de Siero y Oviedo. La asociación de vecinos se agrupó con otras asociaciones de personas usuarias del centro de salud y consiguieron que se creasen o actualizasen los servicios de análisis, de pediatría, la seguridad y la señalización.

Otro campo de reivindicación mantenido durante años son las contraprestaciones en cuanto a seguridad, construcción de accesos, desarrollo de caminos, del centro comercial construido en La Llosa la Villa, llamado primero Parque Principado y después Intu Asturias.

Las personas de la asociación de vecinos también han estado preocupadas por presentar propuestas al Plan Urbanístico, de manera que su desarrollo redundase en beneficio de la calidad de vida de quienes habitan en esta zona de Siero.

Pero son muchas otras las causas en las que ha participado y participa de manera activa nuestra candidata: reclamar la potenciación y mantenimiento del camino de Santiago a su paso por la parroquia, denunciar las condiciones del campo de fútbol, exigir el mantenimiento del parque infantil de la estación de ferrocarril, solicitar mejoras en las escuelas de Llames, buscar alternativas para los accesos en la zona del Águila Negra, demandar aparcamientos, etc.

Junto con la Asociación de Vecinos Valeriano León de Granda, otras dos asociaciones más y la colaboración de la Cruz Roja desarrollan El Rastrueque, una iniciativa que pone en marcha diversas actividades sociales en beneficio de niños/as con problemas oncológicos o de asociaciones en defensa de los  animales. Incluyen venta de artículos de segunda mano, reciclaje, reutilización, etc. Se ha venido realizando en Oviedo y está previsto para Siero.

Su actividad no ha quedado reducida al territorio de Colloto o su entorno, sino que participa de manera activa en la Unión Rural de Siero, en la que ejerce provisionalmente de secretaria, en tanto se formaliza su funcionamiento estatutario. En este sentido colabora en las reclamaciones comunes a toda la zona rural: necesidad de banda ancha, mantenimiento de caminos, de puntos de luz, acondicionamiento de carreteras, recuperación de sendas (como la ruta de Jovellanos) y la necesidad de un plan integral para la zona rural.