[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El grupo de animación Supporters Lugones denuncia que se les está persiguiendo por parte de la Federación asturiana de Fútbol

Publicado el 17/02/2020

A comienzos de la temporada 2019-2020 un grupo de  chavales de edades comprendidas entre los 18 y los 25 años se juntaron para animar al equipo de Segunda Regional del Atlético de Lugones, al que han seguido por todos los campos de la región. Desde hace dos semanas y para hacerlo más oficial el grupo se constituyó como asociación denominándose Supporters Lugones y haciendo socios, en este momento cuentan con 50 asociados.

Pero desde hace varias semanas denuncian que están sufriendo una persecución por parte de la Real Federación de Fútbol del Principado de Asturias, todo comenzó cuando se disputó el derbi entre el UD Llanera y el Atlético de Lugones, en el Pepe Quimarán, al que acudieron 150 aficionados del Lugones y consideran que en aquel partidos las cosas se les fueron de las manos a alguno de ellos, aunque no fueron los miembros de los Supporters en concreto.

Tras ese partido el Atlético de Lugones tuvo que hacer frente a una sanción, que se concretó en el cierre del campo Santa Bárbara, en la jornada siguiente. Esto hizo que el partido se trasladara al campo Tensi. “Ese día el Lugones jugaba contra el Estadio y no pasó nada, no hubo ningún mal comportamiento, ni insultos ni nada similar ni contra los árbitros ni los jugadores rivales. Pero volvió a llegar otra sanción y se volvió a cerrar el campo este último fin de semana. Es algo que no entendemos”, relataron.

Los Supporters Lugones aseguraron que ese día el árbitro escribió en su acta que había recibido insultos por su parte, algo con lo que los aficionados no están de acuerdo. “La sanción del Llanera fue justa, porque no hubo buen comportamiento, pero está no tiene ninguna razón”, apuntaron.

Para denunciar esta situación optaron por realizar una protesta silenciosa en el último partido, que también se celebró en el Tensi. Durante el primer minuto del encuentro dejaron de animar y los jugadores del Lugones no jugaron en solidaridad con ellos.“Parece que su objetivo es callarnos y que no vayamos a animar a nuestro equipo. Desde aquí queremos dejar claro que no somos unos delincuentes y que lo único que queremos es animar a nuestro equipo”, concluyeron.