[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La iluminación en Siero es una asignatura pendiente, según Ciudadanos

Patricia Martín (Cs): “las carencias en iluminación afectan a todo el concejo, sin distinción”

Publicado el 12/02/2020
El tapin La iluminación en Siero es una asignatura pendiente, según Ciudadanos

Ciudadanos considera que la iluminación en Siero presenta numerosas deficiencias. Las quejas de los vecinos son constantes. Reclamaciones que el partido naranja ha puesto en conocimiento del equipo de gobierno desde el inicio de la legislatura. Según la portavoz del grupo municipal, Patricia Martín “es habitual que los vecinos nos paren por la calle, y nos digan en qué lugares las farolas están fundidas, dónde hay hileras enteras sin iluminar o dónde se apagan a las nueve y media de la noche, y no se deja al menos una encendida en cada esquina, como está ocurriendo en la Pola, o en el Rebollar, donde varias farolas llevan cuatro meses sin funcionar, y las que están operativas, tienen las pantallas tan sucias, que apenas alumbran. Por no hablar de las que están sobre los pasos de peatones y suponen un peligro para los viandantes porque su parpadeo, minora la visibilidad”.

La falta de mantenimiento se produce tanto a zona urbana como a la rural. “Las carencias en iluminación afectan a todo el concejo, sin distinción” asegura Martín. Un ejemplo significativo es la localidad de San Tirso de Anes, donde la iluminación brilla por su ausencia. La portavoz de Ciudadanos se reunió recientemente con un grupo de vecinos que siguen esperando por un punto de luz, a pesar de que habérselo concedido hace años.

Otro ejemplo de abandono es la Fresneda, “donde en agosto se cayó una farola y hasta diciembre tras la denuncia de unos vecinos que vieron como niño intentaba acceder a los cables de la toma de corriente en el suelo, el ayuntamiento no hizo nada. Su intervención se limitó a hundir el cableado con unos cartones, y aún no se ha repuesto”, reprocha la portavoz.

“Registramos, hablamos, debatimos en las comisiones informativas, y el equipo de gobierno no hace nada”, lamenta Martín, “y los que pagan los platos rotos son los vecinos que ven desesperados que todo sigue igual”.