[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Un pillo en el ayuntamiento de Siero.

Carta del Lector.

Publicado el 12/01/2020

Con la enormidad de sacrificios que ha costado construir la democracia, para que ahora algunos cuantos pillos la pongan en peligro. 

Y que uno de ellos ocupe un alto cargo municipal y haya instaurado un particular “régimen” hostil a los procesos democráticos.

Porque.. vulnera y controvierte la norma y la ley. Porque ha entronizado la venganza y la vendetta como método de gobierno.

Porque ha establecido un “sistema” de asesores, de gabinete de noticias enlatadas, de subida de honorarios, de imposición de procedimientos que coartan e impiden y rechazan la antigua participación ciudadana, eliminando de paso los legales consejos de participación establecidos en el reglamento aprobado y vigente de participación ciudadana.

Estos días se está hablando bastante, y motivos hay para ello, del conflicto que no es nuevo con el estamento de la seguridad local. Pero el “asunto” del pleno ridiculizado el 24 de diciembre, donde por decreto personal Cepi impidió la voz y la presencia de representantes vecinales, merece ser auscultado, pues ese día se volvió a ridiculizar la democracia representativa.
También análisis merece (que no silencio cómplice) el cierre de la Casa de Encuentros de las Mujeres, y la supuesta intención de Cepi de cerrar la unidad de violencia de género (donde al parecer 89 mujeres están en protección).

Y la eliminación de los Derechos Humanos parece cosa más que Grave.

O el hundimiento a dedo del Plan Estratégico de Siero en el que nos gastamos dineros y tiempos con la Universidad.

Todos los sindicatos en el Ayuntamiento,UGT,USO, Sipla-CSL y CC OO, han acusado al alcalde de Siero de tener una percepción equivocada e interesada de los servicios y los empleados públicos y le han recordado que se configuran por ley, su prestación es obligatoria y se dispone de unas garantías para evitar la injerencia y el uso partidista por parte de los gobernantes de turno como él.

Los sindicatos responden así al anuncio de Cepi de que va a estudiar una posible disolución, o sino la reducción, de la Policía Local. Los sindicatos consideran que esas declaraciones significan que frente a la petición sindical de negociación y participación para buscar acuerdos consensuados, se opta por la vía de la confrontación y trasladar las responsabilidades ante los problemas existentes hacia los empleados municipales, y que dichas declaraciones muestran una falta de criterios objetivos y que se actúa de manera improvisada e impulsiva. Como ejemplo ponen el que se proponga suprimir la Policía Local, al mismo tiempo que se convoca la plaza de comisario.

Se habla de “formas y maneras” pero sobretodo hay que hablar de contenidos y consecuencias.

No se debería permitir que por acciones torpes y misóginas, profesionales mujeres brillantes del funcionariado se nos vayan del concejo.
No debiera permitirse que las propias concejalas de las mismas siglas que el alcalde sean mal-tratadas, puestas en evidencia y ridículo por Cepi.
Por el contrario lo que Falta Hace y debiéramos ponernos en objetivo y alianza común es defender lo público, el ayuntamiento, los servicios, la coherencia, la ética, perseguida y violentada de forma tan caciquil.

Un público servicio que en lo jurídico (todo el servicio jurídico y su secretario como responsable mayor) también habría de revisarse para determinar si se ha puesto hasta ahora al servicio de un individuo, o si debe estar al servicio de la colectividad, de las asociaciones ninguneadas, de los consejos de participación anulados, de los derechos humanos esenciales, de la “democracia” hostilizada y empequeñecida por Cepi, autodenominado “el sobrao”.