[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Somos Siero exige mantener en funcionamiento los colegios de Santa Marta, Areñes y Aramil

La concejala de Educación afirmó en Comisión informativa que dependiendo del coste de las obras de mantenimiento resultaría mejor cerrar centros

Publicado el 17/12/2019

Tras años sin cumplir con su obligación el Ayuntamiento de Siero, un incendio en el colegio Celestino Montoto destapó que ningún centro escolar tenía realizada la inspección de su instalación eléctrica, conocida como OCA y que es obligatoria cada 5 años.

Estas revisiones están dando con numerosas deficiencias que supondrán cientos de miles de euros y que en el caso de ser obras, más allá de las de mantenimiento, tendrán que financiarse a cargo de la consejería, algo que ha hecho que se solicitase para el Presupuesto Regional 2020, desde Somos Siero, la inclusión de una partida para poder acometerlas de forma inmediata.

Sin embargo, la concejala de Personal en Comisión Informativa afirmó que en función del coste de reparación las averías detectadas en los colegios de Santa Marta, Areñes y Aramil, se replantearán su continuidad.

Mientras el PSOE regional habla constantemente de mantener población en la "Asturies vaciada" el de Siero busca eliminar de la zona rural elementos tan básicos para mantener población joven como son los colegios. Es una estrategia que busca, una vez más, dejar sin futuro la zona rural de Siero y para la que Somos Siero pide que rectifiquen, apostando por los centros escolares rurales y potenciando sus servicios para que fijen y atraigan población joven.

Ya que en el caso de aquellos centros que sí tienen alumnos y que están reclamando ayuda para mantener servicios cono el de "madrugadores" en el colegio Xentiquina de Lieres la propia Concejala de Educación, a preguntas de Somos Siero, afirmó que no van a ayudar a su mantenimiento de ninguna manera, ni de gestión ni económica.

En el caso del colegio de Granda, aunque desde Somos Siero no se muestran contrarios a buscar fórmulas para mejorar su funcionamiento; creen que ha de hacerse de forma coordinada con el Centro y las familias afectadas y si fuese necesario el traslado hacerlo a un centro de tamaño medio del concejo y con todos los niveles educativos en la misma zona.

Somos Siero pide que se apueste por la zona rural y deje de verse como un gasto a reducir, para pasar a ser una inversión con futuro y base de un desarrollo industrial de actividades integradas en el paisaje y no contaminantes, pero sobre todo que se ayude a mantener a la gente joven en los pueblos de Siero y no a ponerles cada vez más dificultades.