[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El Sipla presentó una querella contra el alcalde de Siero por los supuestos delitos de obstrucción a la justicia, prevaricación, acoso laboral, amenazas y coacciones

Publicado el 03/12/2019
El tapin El Sipla presentó una querella contra el alcalde de Siero por los supuestos delitos de obstrucción a la justicia, prevaricación, acoso laboral, amenazas y coacciones

El Sipla presentó el pasado lunes 2 de diciembre a las 14.30 horas una querella criminal contra el alcalde de Siero, Ángel García, por los supuestos delitos de obstrucción a la justicia, prevaricación, acoso laboral, amenazas y coacciones, en el juzgado de instrucción de guardia en Pola de Siero.

El secretario general de Sipla, Ildefonso Rodríguez del Río, fue el encargado de exponer los hechos por los que se ha presentado la querella comenzando el día 1 de noviembre, en el que aseguran que el alcalde amenazó, injurió y coaccionó a varios miembros de la Policía Local comisionados por el mismo en dependencias policiales, estaban presentes varios funcionarios además del concejal de Seguridad Ciudadana y el secretario del Ayuntamiento.

El día 5 de noviembre Rodríguez del Río aseguró que un mando de la Policía Local, “fue cerrado y acorralado en una sala del Ayuntamiento donde fue amenazado, intimidado y coaccionado, con la clara intención de forzarle a declarar en contra del ex jefe de la Policía Local, así como de otro mando intermedio chantajeándole con librarle a él de toda posible culpabilidad, que pudiera derivarse de su trabajo, a cambio de que acuse a estos dos funcionarios para poder acabar con ellos. Así mismo el alcalde le manifiesta a este cargo que tiene al teléfono al teniente de la Guardia Civil dispuesto a ir a fiscalía y que si no declara lo que le está exigiendo todos irán a fiscalía, incluyendo el mismo, ofreciéndole nuevamente la oportunidad de lavar los platos en casa y no poner los hechos delictivos en conocimiento de la autoridad judicial a cambio de declarar contra el subinspector referido y el jefe de la Policía Local. Al no acceder este funcionario a las pretensiones del alcalde, se procedió a una nueva amenaza asegurando que le privaría de empleo y sueldo junto a los otros mandos mencionados”, explicó.

El secretario aseguró que todos estos hechos y actuaciones fueron registrados en una grabación, que aportaron a la correspondiente denuncia. “Estas actitudes no son las propias de una autoridad, porque él lo es y nosotros somos agentes de la autoridad que nos debemos a sus instrucciones y a todo aquello que nos requiera”, criticó. Rodríguez aseguró que es cierto que existen problemas organizativos con respecto al funcionamiento de los cuadrantes y los calendarios, que se ha puesto en conocimiento de la fiscalía superior y en febrero de 2019 manifestó que no había indicios de delito y si hubiese algo sería sólo discrepancias o una infracción administrativa, “no son los policías lo que tienen que velar porque el calendario se cumpla escrupulosamente con un horario y demás, y el alcalde lo que ha hecho este tiempo en prensa ha sido sacar de contexto lo que realmente son sus funciones y las desconoce totalmente. Los policías locales y los mandos no tienen que velar por el cumplimiento de ese calendario laboral, sino que es la administración la que les tiene que dotar de ese calendario laboral inexistente, que además se avisó desde hace cinco años que carecemos de él y se hace lo que se puede, que es las funciones propias del Comisario en su momento que organizaba el cuadrante, que viene perfectamente establecido por la normativa”, destacó.

También recordó que el 31 de octubre se realizó una concentración delante del Ayuntamiento, durante el pleno y consideran que “por despecho” el alcalde decidió cerrar las dependencias policiales de Lugones, “además de salir en prensa asegurando que la Policía Local no cumple con su cometido y están muy descontentos los ciudadanos de Lugones con ellos, pero habrá que preguntar a los ciudadanos si están contentos con ese cierre. Recordar el alcalde cual fue el pleno extraordinario que convocó para cerrar esas dependencias policiales, porque hasta donde sabemos que se supriman debe hacerse mediante acuerdo plenario, ¿el resto de los partidos son conocedores y se les ha informado? La responsabilidad de estas posibles irregularidades no es más que de la administración y el exponente es el alcalde del que dependemos como agentes de la autoridad y lo que tenemos que hacer es que la legalidad se cumpla”, se preguntó.

El delegado de Sipla, Adrián Díaz, aseguró que no es una cuestión aislada de la Policía, sino que se han acercado más funcionarios a ellos para relatarles situaciones parecidas, por lo que presentaron su apoyo público a esos compañeros y no van a cesar en su lucha para que no se repita.

En cuanto a las horas extras, aseguraron que la plantilla está mermada y que cuando los compañeros no se apuntan a las horas extras el alcalde saca un decreto de alcaldía en el que les obliga a ir. “No es todo como se sucede en los últimos días, nos obliga a venir a la Cabalgata o el Carmín, pero cuando tenemos que cubrir servicios mínimos y ofrecer un servicio de calidad al ciudadano no le interesa, solo la buena imagen pública en eventos importantes”, criticaron.