[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El PP de Siero presentará una moción solicitando a la propiedad del Palacio de Aramil que cambie la cubierta para que no se pierda este Bien de Interés Cultural

Publicado el 30/11/2019
El tapin El PP de Siero presentará una moción solicitando a la propiedad del Palacio de Aramil que cambie la cubierta para que no se pierda este Bien de Interés Cultural

El portavoz del Partido Popular de Siero, Cristóbal Lapuerta, anunció que su partido presentará una moción, para que se debata en el pleno ordinario del mes de diciembre, en la que solicitará que desde el Ayuntamiento se sigan los pasos adecuados para pedirle la propiedad e instar al Principado, que es en última instancia el garante en cuanto a competencias para pedir que se cuiden este tipo de inmuebles, que se realice una reparación urgente de la cubierta. “No pedimos en este caso una reparación total del edificio, simplemente pedimos una reparación urgente de la cubierta, porque si no lo que va a ocurrir es que vamos a tener una ruina de la cubierta y posteriormente una ruina de la estructura y perderemos uno de los palacios emblemáticos de la arquitectura civil asturiana, que pertenece a finales del XVI y principios del XVII. Creemos que no podemos seguir perdiendo patrimonio, porque hay muchos palacios, casonas e iglesias que están en la misma situación, además los propietarios tienen la solvencia económica suficiente para poder hacerse cargo de la obra”, apuntó.

Antecedentes

En mayo de 2009 se firmó un convenio urbanístico entre el Ayuntamiento y una empresa para desarrollar en los terrenos del Palacio de Aramil un complejo hostelero y una serie de viviendas unifamiliares, después llegó la crisis y en 2014 la empresa entró en concurso de acreedores y no se desarrolló la zona.  En mayo de 2016 se declaró Bien de Interés Cultural con protección integral el inmueble y parte de la finca, a partir de ese momento la empresa pide al Ayuntamiento la devolución del aval que tenía constituido con la administración que ascendía a 750.000 euros, el Ayuntamiento devolvió el aval y la propiedad entró en subasta.

En enero de 2018 se realizó la primera subasta por 3,2 millones de euros que quedó desierta, en marzo de 2018 se repitió la subasta por 1,6 millones de euros quedó también desierta. A posteriori se adjudicó a uno de los acreedores que es un banco. En este momento, el palacio está ofertado en un portal inmobiliario.