[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


PSOE, PP, IU, Cs, SOMOS, FORO, PVF presentarán en el pleno del mes de noviembre una moción conjunta por el Día Internacional de la Violencia de Género

Publicado el 27/11/2019

La violencia contra las mujeres no es un fenómeno nuevo, en los últimos años se ha desarrollado un proceso de denuncia, discusión, visibilización y toma de conciencia sobre este problema, pasando de considerarlo como cuestión privada a entenderlo como un grave problema social. En nuestro país este cambio irá ligado necesariamente al papel protagonista de los grupos de mujeres guiados por los principios feministas.

La violencia contra las mujeres es estructural e histórica. Se encuentra presente en todos los países y culturas, independientemente del nivel educativo y la posición social, constituyendo la vulnerabilidad más extendida de los derechos humanos en el mundo.

La Violencia Machista en cualquiera de sus formas (física, psicológica, sexual, económica, patrimonial, social, vicaria…) no tiene cabida en la sociedad que aspiramos a ser, ni en la democracia que queremos consolidar. Su origen radica en la discriminación que sufren las mujeres respecto a los hombres. Eliminarla de nuestras vidas y proteger a las víctimas no es una opción, es una obligación. Las mujeres tienen derecho a vivir en libertad y a que sus vidas no estén en peligro por el mero hecho de ser mujeres.

Para eso necesitamos el compromiso individual de la ciudadanía, hombres y mujeres, y el compromiso colectivo de la sociedad todos los días del año.

También una educación integral que no se ciña al aula, sino que salga fuera de ella y que tenga continuidad en todos los espacios de la sociedad.

La importancia de la educación en igualdad en el ámbito familiar, el compromiso de los medios de comunicación y el uso responsable de las

nuevas tecnologías, son pilares imprescindibles en la lucha contra las violencias de género.

Un problema que afecta a más de la mitad de la población ya no es un problema de un colectivo sino un problema social y, por tanto, la solución tiene que implicar a toda la sociedad: ser una solución transversal.

Una sociedad decente exige avanzar hacia una sociedad segura y libre de violencias hacia las mujeres, que garantice una respuesta rápida y efectiva a las mujeres que sufren violencias, así como a sus hijas e hijos, generando los mecanismos necesarios para conseguirlo.

A fecha de hoy “1028” mujeres, han sido asesinadas en España por sus parejas o exparejas desde el año 2003, fecha que marca el inicio de la recopilación de datos oficiales. A este dato hay que añadirle 34 menores (desde 2013), víctimas mortales en casos de violencia de género contra sus madres. En lo que llevamos de 2019, han sido asesinadas 52 mujeres y 3 menores, se encuentran en investigación 3 casos más. Y por supuesto ni queremos, ni debemos olvidarnos de los huérfanos, 43 menores desde 2003.

A la vista de los datos, se hace necesario redoblar los esfuerzos contra las violencias machistas, mantenerla como prioridad política y democrática, aislar a los violentos y a quienes les dan cobertura política. Además, hay que exigir que se refuerce el sistema de protección para las mujeres víctimas y se desarrollen todos los recursos y medidas que se contemplan en el Pacto de Estado en materia de Violencia de Género.

Por todo ello, los grupos abajo firmantes proponemos para su aprobación en el Pleno los siguientes acuerdos:

• Seguir poniendo en valor desde el ayuntamiento las medidas contenidas en el Pacto de Estado en materia de Violencia de Género en el marco de sus competencias, así como su seguimiento, con el objetivo de combatir la violencia contra las mujeres.

• Manifestar nuestra repulsa a todas las formas de violencia hacia las mujeres, nuestro compromiso con las víctimas y declarar a este municipio “Tolerante Cero con los Maltratadores”.

• Expresar el rechazo a cualquier posicionamiento político que propugne la negación de la existencia de la Violencia de Género o rechace la validez de las políticas públicas enfocadas a su total erradicación.

• Respaldar a las organizaciones y grupos de mujeres y los defensores de los derechos de la mujer que han actuado como catalizadores y líderes de los avances legislativos y políticos en lo que respecta a la evolución y la práctica de los derechos de las mujeres.

• Visibilizar a través de distintos actos reivindicativos, nuestra repulsa y rechazo hacia la Violencia Machista y nuestro compromiso y solidaridad con las víctimas.

• En el marco del refuerzo de las iniciativas para combatir esta lacra, desde este ayuntamiento nos comprometemos a impulsar la aplicación de la Ley del Principado de Asturias 2/2011, de 11 de marzo, para la igualdad de mujeres y hombres y la erradicación de la Violencia de Género, así como las estrategias y planes a nivel autonómico vigentes, en coordinación con todos los poderes públicos.