[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La plataforma Siero contra les Violencies Machistes denuncia el incumplimiento del Pacto de Estado contra la violencia de género.

“Es anacrónico que, en pleno siglo XXI, una mujer violada tenga que escuchar que no fue agresión porque no la hirieron lo suficiente o no la intimidaron lo suficiente; como si lo suficiente no fuera que no consentimos, que no deseamos, que no queremos... Porque ya lo gritamos en las calles: SOLO SÍ ES SÍ”, resaltaba Gloria Parades.

Publicado el 03/11/2019
El tapin La plataforma Siero contra les Violencies Machistes denuncia el incumplimiento del Pacto de     Estado contra la violencia de género.Concentración contra la violencia machista ante el Ayuntamiento de Siero.

La plataforma Siero contra les Violencies Machistes continúa con su labor de visibilización y lucha contra la violencia machista en Siero. En la concentración de noviembre señalaban los 88 feminicidios y otros asesinatos de mujeres en lo que va de año, 51 según datos oficiales ya que éstos solamente recogen las mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas, constatando el hecho de que “en estos diez meses de 2019 ya hemos alcanzado el número de mujeres asesinadas en todo 2018”.

La sentencia de Manresa.

Mostraban también su indignación por la sentencia de la violación de Manresa, conocida el pasado jueves 31 de octubre, en la que se condenaba a penas de entre diez y doce años de cárcel a cinco hombres que “en una caseta de veinte metros cuadrados se iban turnando para violar a una niña de catorce años”. Pero “no es la cuantía de las penas lo que indigna”, destacaban, “es el delito, el mensaje, el fondo… pues la sentencia considera que los hechos no constituyeron una agresión sexual ya que los hombres no emplearon violencia o intimidación, al estar la víctima inconsciente porque iba borracha”.

Por ello lamentaban que, en los tribunales, “las mujeres siguen encontrando demasiadas veces hostilidad y resoluciones absolutamente ajenas a la perspectiva de género y pese a que llevamos meses escuchando promesas de cambio en el Código Penal, quedan pocos días para las elecciones y los problemas reales de las mujeres han quedado absolutamente disueltos en una agenda absorbida por otros asuntos”.

Sólo sí es sí.

Gloria Parades recordaba que “el Convenio de Estambul, norma de referencia ratificada por España, deja claro que la clave es el consentimiento: ni la violencia, ni la intimidación deben ser lo fundamental para que una violación sea considerada agresión sexual; sólo el consentimiento. Es anacrónico que, bien entrado el siglo XXI, una mujer que denuncia una violación tenga que escuchar que no fue agresión porque no la hirieron lo suficiente o no la intimidaron lo suficiente; como si lo suficiente no fuera que no consentimos, que no deseamos, que no queremos, que no… Porque ya lo gritamos en las calles: SÓLO SÍ ES SÍ. Como decía ayer la periodista Ana Tudela, si te roban y estás borracho es un robo, si te matan y estás borracho es un crimen, pero si te violan y habías bebido… no es violación”.

Un Pacto de Estado sin cumplir.

También recordaron a todos los partidos políticos que “tenemos un Pacto de Estado firmado en 2017 que tiene tres de cada cuatro medidas contra la violencia de género sin ponerse en marcha, tanto en el ámbito educativo como en el judicial como en el familiar”, añadiendo que “no podemos permitir esta pasividad política, no podemos permitir que las leyes que deben asegurar el derecho a una vida libre de violencia machista sea papel mojado; necesitamos un gobierno que priorice la lucha contra las violencias machistas garantizando dotación presupuestaria para dar cumplimiento a las medidas de prevención, protección y reparación. Exigimos que las violencias machistas sean cuestión de Estado”.

En este sentido, Gloria Parades pidió “no votar a los partidos que no reconozcan la violencia de género ni a quienes pacten con ellos”.