[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Policía Local de Siero está bajo mínimos y reclama mejores instalaciones, materiales y que se cumpla con lo prometido

Publicado el 31/10/2019
El tapin La Policía Local de Siero está bajo mínimos y reclama mejores instalaciones, materiales y que se cumpla con lo prometido

El sindicato Sipla de la Policía Local de Siero convocó una concentración delante del Ayuntamiento, el jueves 31 de octubre, coincidiendo con el pleno ordinario. Desde las 8.30 hasta las 10 horas varios agentes se dieron cita en la plaza con silbatos y pancartas, con el objetivo de hacer el ruido suficiente para que el equipo de gobierno atienda sus reivindicaciones.

El delegado del Sipla, Adrián Díaz, aseguró que desde el año 2007, que se amortizaron ocho plazas, el cuerpo de la Policía Local de Siero tiene problemas con el número de la plantilla, y con el paso del tiempo  a esto se unió la aprobación de la jubilación anticipada, “llevamos tiempo hablando con la Corporación municipal para que fueran conscientes de que se iba a dar este problema, a parte del problema de plantilla porque ya éramos muy pocos, se unían las jubilaciones y se debían de tomar medidas, pero dejaron pasar el tiempo y nos enfrentamos a la problemática actual”, relató.

El problema en este momento es que el 1 de enero de 2019 se aprobó la jubilación anticipada para los agentes de Policía Local, y seis de ellos se jubilaron, además delas plazas que no se cubrieron. “Llevamos en conversaciones mucho tiempo con el Ayuntamiento para tratar este tema, además del de el cuadrante de servicio y las instalaciones que dan pena como están, no tenemos despachos y nos entra el agua, la última vez fue el miércoles pasado que arrollaba el agua por las paredes. Es una imagen penosa, contamos con el mobiliario que venía del antiguo centro de mayores. Habíamos llegado a un compromiso con el alcalde de que iba a atender nuestras demandas y a mirar el tema de personal, las instalaciones y el cuadro de servicio y que iba a regular una RPT nueva, porque está muy desfasada, a eso se comprometió antes de las elecciones de mayo”, declaró.

Díaz aseguró que no se ha cumplido nada de lo prometido, porque en los presupuestos no se ha incorporado ninguna partida para la reforma del cuartel, este año además no hay oferta de empleo público, “ahora tenemos 9 vacantes y sólo van dos a la convocatoria conjunta del Principado, por dejadez del Ayuntamiento, que las podían haber convocado desde enero, pero hemos llegado al día de hoy por dejadez absoluta. Desconocemos el por qué, además el problema de los policías es que no es sólo aprobar sino que implica un periodo de formación y hasta dentro de un año o año y medio no estarían trabajando, cuando el año que viene se jubilarán otros tantos compañeros. Unido a los compañeros que marcharán por movilidad o porque se convocan otras plazas en otros ayuntamientos con mejores condiciones laborales”, criticó.

En este momento hay 49 policías, a los que hay que restar dos que se jubilan en el plazo de un mes, más los que están de baja. El problema con el cuadrante, es que el Ayuntamiento tiene que sacar un cuadrante anual para los trabajadores, que tiene  que pasar por la mesa de negociación y ser aprobado por los sindicatos y la Corporación, el delegado aseguró que la Policía lo no lo tiene, sino que trabaja con un sistema de hace años sin pasar por esos trámites legales. “Desde que empezó la anterior legislatura, mantuvimos  conversaciones con los concejales de Personal y el de Seguridad Ciudadana, pero sólo nos dieron largas durante cinco años. No sabemos nada de lo que tienen pretensión de hacer, sabemos que algo se mueve pero no cuentan con nosotros para nada. Imagino que llegará el día que nos presenten lo que nos quieren imponer y tirarán con ello adelante”, apuntó.

Díaz aseguró que el sistema con el que cuentan es ilegal, porque no se respeta el tiempo mínimo de descanso entre turno y turno que tiene que ser mínimo de 12 horas y ahora mismo cuando se cambia de noches a tardes trascurren siete horas y media , de tardes a mañana pasan ocho horas y media. En el convenio colectivo de los trabajadores se asegura que no pueden hacer más de una semana consecutiva de noches, cuando la policía está realizando dos seguidas. “Ya solicitamos por escrito que antes de final de año el Ayuntamiento tiene que tener aprobado y aplicado el calendario laboral. Cuando transcurra el tiempo límite si no tenemos respuesta tendremos que ir por la vía Contenciosa-Administrativa, que es lo que nos queda”, afirmó.

Por culpa de la falta de personal no llegan a los servicios mínimos, “el problema viene desde enero, porque habíamos llegado a un acuerdo de que hasta que se incorporara nuevo personal lo paliaríamos con los servicios extraordinarios y estuvimos así hasta septiembre y ahora se nos prohibió hacer servicios extraordinarios y no encontramos que en muchos turnos están cuatro compañeros sacando una patrulla nada más a la calle o como pasó este fin de semana, que no tenemos efectivos. Contado con que nosotros nos jugamos la vida trabajando”, explicó