[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Mariano Álvarez, Amelia Rodríguez y Ludivina Onís fueron homenajeados a sus 100 años en el Encuentro Entremayores celebrado en Pola de Siero

Publicado el 26/10/2019
El tapin Mariano Álvarez, Amelia Rodríguez y Ludivina Onís fueron homenajeados a sus 100 años en el Encuentro Entremayores celebrado en Pola de Siero

El sábado 26 de cotubre se celebró en la Plaza Cubierta de Pola de Siero el Encuentro Entremayores, organizado por el Ayuntamiento de Siero, a través de la concejalía de Bienestar Social, dirigida por Natividad Álvarez. Dentro del programa se realizó el homenaje a los mayores centenarios del concejo, que este año fueron: Mariano Álvarez, Amelia Rodríguez y Ludivina Onís. En el acto estuvieron presentes el alcalde de Siero, Ángel García, y la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez.

Natividad comentó la importancia de contar con la experiencia de las personas mayores, además de los cuidados que dedican a su familia, cuando ellos mismos en ocasiones sufren dificultades como falta de dinero o discapacidad. La concejala aseguró que de 2015 a 2030 el número de personas mayores de 60 años en el mundo ascenderá de más de 900 millones a 1.400 millones.

La consejera comentó que el eje de las políticas en Derechos Sociales y Bienestar Social se centra en las personas mayores, "gracias a todos los asistentes y los centenarios por aportarnos siempre su compromiso, su esfuerzo y su trayectoria vital, ya que han pasado por dificultades y avatares de la vida y sabén sobreponerse", comentó.

El centenario homenajeado, Mariano Álvarez, es vecino de Lugones desde hace 15 años, aunque es natural de un pueblo de Ourense. Trabajó en Ensidesa, tiene dos hijos, Carmen y Mariano, tres nietos y tres biznietos. Además confiesa que es un manitas e incluso ha realizado una maqueta de la Sagrada Familia, que pudo verse en una exposición en la sede de la Asociación de Jubilados y Pensionistas de Lugones.

Amelia Rodríguez es natural de Lieres y ahora reside en el Asilo de Pola, toda su vida la dedicó a trabajar en la casería y sobre todo al cuidado de sus padres y después de su marido. Tiene dos hijos, Emilio y Celestino, tres nietos y cuatro biznietos. "El consejo para llegar a los 100 años es trabajar, para tener activo el cuerpo y la mente", relató.

Ludivina Onís es natural de Nava y reside en el Asilo de la Pola, tiene ya 101 años, y todavía lee y cose. Tiene dos hijas Isable y Carmen María, seis nietos y tres biznietos. Durante su juventud trabajó cuidando a niños, además recordó que su padre iba los martes a Pola de Siero a vender pazos y tenía muchos clientes porque eran muy ligeros.