[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Ángel García: “Gracias por organizar estas maravillosas fiestas que, sin duda, pronto se convertirán en Fiesta de Interés Turístico Regional”

Publicado el 03/08/2019
El tapin Ángel García: “Gracias por organizar estas maravillosas fiestas que, sin duda, pronto se convertirán en Fiesta de Interés Turístico Regional”

El alcalde de Siero, Ángel García, fue el encargado este año de leer el pregón de las fiestas de Nuestra Señora del Buen Suceso del Carbayu y comenzó recordando el momento en el que Manolito El Pegu y Juan Cima le propusieron ser el encargado de dar el pistoletazo de salida a la romería. “A la hora de pensar qué contar, me preocupaban tres cosas fundamentalmente. La primera no aburrirles, porque esto es una fiesta. La segunda, no meter la pata porque vivimos en una sociedad donde penalizamos muy bien y comprenderán qué; siendo pregonero y alcalde, el riesgo es alto, y tercero, pero no por ello menos importante, estar a la altura y no defraudar a la Sociedad de Festejos. Vivimos en una sociedad, la nuestra, que critica mucho y reconoce poco, y por eso quiero empezar con los reconocimientos. A los cuatro presidentes y sus directivas que ha tenido la Sociedad de Festejos de Nuestra Señora del Buen Suceso desde su fundación en el año 1926, entre ellos, y especialmente, el actual, Manuel Antonio Fernández, Manolito “El Pegu” y sus 21 directivos”, comentó.

García quiso dedicar unas emotivas palabras al presidente de la Cofradía, Manolito “El Pegu”, del que considera que es un gran presidente y mejor persona, Medalla de Oro del concejo, que además de hacer un gran trabajo con las fiestas tiene ese talante, “esa alegría, volcado siempre en ayudar a los demás. Este año querías ser como el Oviedo, cambiando el césped del Tartiere; o el Atlético de Madrid, con el nuevo Wanda Metropolitano, querías nuevo césped, querías nuevo prau. Y vaya si lo has tenido. Gracias a la actual Junta Directiva por haberme dado la oportunidad de ser el pregonero de 2019 y por organizar estas maravillosas fiestas que, sin duda, pronto se convertirán en Fiesta de Interés Turístico Regional. Gracias también a Cima, Miranda, gran compañero durante estos últimos cuatro años y amigo, y a José Antonio Coppen, que me han facilitado además algún dato para este pregón”, explicó

El alcalde quiso explicar a los asistentes la figura del pregonero y su historia, además se preguntó el porqué de celebrar las fiestas. “Celebramos estas fiestas en un país que ahora mismo no tiene Gobierno. Y cada día que pasa parece más difícil llegar a acuerdos. Prevalece el enfrentamiento y la bronca y algunos son tolerantes sólo con lo que está de moda. Ante este panorama, yo les digo que no nos preguntemos qué puede hacer la gente por nosotros, pregúntate qué puedes hacer tú por los demás. Intentemos cambiar, mejorar, colaborar, llegar acuerdos, progresar… y qué mejor momento para empezar que en una fiesta. Que la gente baile, cante, coma, que se ría que se enamore… el que pueda… En definitiva, que la gente sea feliz”, aconsejó.

Quiso recordar la historia de las fiestas, enmarcadas dentro del desarrolló de la localidad y aprovechó la ocasión para explicar a los asistentes su propia historia.” A la pregunta de si soy de Lugones de toda la vida tengo que responder que no, porque no sería riguroso. Vine con seis meses. Y siempre me ha gustado responder que soy europeo de toda la vida. Porque el sentimiento de identidad con la tierra debemos de utilizarlo para ser más fuertes como sociedad, más competitivos, mejores personas y mejor preparados para afrontar los retos del mundo global que nos toca vivir. Con el fin último de conseguir una Asturias de progreso y oportunidades. En Lugones, donde vive cerca del 45 % de la población extranjera que está empadronada en Siero, 635 vecinos y vecinas, de 46 nacionalidades diferentes, las fiestas tienen que ser ejemplo de ese mundo por el cual tenemos que luchar, donde se acoja, donde haya tolerancia y respeto. Seamos divertidos, positivos… Qué mejor momento para empezar con esta actitud que unas fiestas”, explicó.

“Siempre que he podido he asistido a estas fiestas. Y sí, he hecho botellón aquí. A mí me tocó el cambio de las copas en vaso de tubo, en la barra de un bar, al botellón en el muro de Pedro. Soy de las primeras generaciones que inventaron el botellón. Como todo, con el paso del tiempo las fiestas, también, evolucionan. Y al igual que hace 80 años no había nadie grabando con un móvil a la orquesta que tocase ahora no nos debe extrañar que se busque otra forma de celebrar una fiesta. Una evolución que podría pasar porque cada uno colaborásemos con las fiestas porque muchas dejan de celebrarse por falta de recursos. Por ejemplo, a través de una aplicación para el móvil desde la que todos podamos hacer una aportación a los festejos mientras disfrutamos de la orquesta”, recordó.

García recordó como decidió hacerse cargo de las fiestas de Santa Isabel en su día, “la primera vez que me enfadé con mis padres por la hora de regresar a casa, fue un sábado de El Carbayu por no dejarme quedar hasta más tarde. La segunda anécdota, también un sábado, esta vez de 1994, después de cerrar la orquesta y tomar la penúltima en el New, estando con un buen amigo… sabíamos que ese año no iba a haber fiestas de Santa Isabel, porque había dimitido la directiva… faltaban tres semanas…. Con lo bien que lo pasábamos en El Carbayu, ¿cómo no íbamos a tener Santa Isabel? Ahí fue donde empezó mi aventura con las fiestas que duró desde 1994 hasta 2007. Durante ese tiempo, antes y después, he vivido esa piquilla que hay entre El Carbayu y Santa Isabel, un enfrentamiento que ha hecho que ambos festejos mejoren gracias a esa piquilla sana. Para cada uno las fiestas de su pueblo, o de su barrio son las mejores del mundo, pero eso no quiere decir que las de otro sitio sean peores. Son eventos hacen que Lugones tenga vida en agosto, durante el primer y último fin de semana del mes. Forman parte de la historia, del presente y del futuro de nuestra localidad”, concluyó.