[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El empresario Jorge Sandoval compra el Monasterio del Cueto

Publicado el 11/10/2015
El tapin El empresario Jorge Sandoval compra el Monasterio del Cueto

El Monasterio de Santa María de Los Ángeles situado en la zona de El Cueto (Paredes), ya tiene propietario el empresario Jorge Sandoval. El comprador es dueño de tres empresas de diferentes sectores y da trabajo a más de 200 personas, entre sus establecimientos de hostelería regenta la sidrería La Mina y el Calderu. Además adquirió un local de 1.213 metros cuadrados en la calle Antonio Machado de Lugones, donde pretende abrir tres sidrerías con un parque infantil cada una.

“Lo primero que voy a hacer es colocar una puerta de 4,10 x 6 metros de alto, pondré cámaras de video vigilancia y realizaré un cierre provisional. Las obras de rehabilitación comenzarán como muy tarde en dos años”, explicó. Sandoval pretende convertirlo en un restaurante-hotel con zonas diferenciadas, donde pueda haber una sidrería para comer y cenar, y por otro lado salones grandes donde celebrar eventos como bodas, bautizos y comuniones. El propietario pretende además acondicionar una zona como merendero y hacer para ello un paseo en la finca.

Las trincheras se van a limpiar y en ellas se desarrollará un museo comprando artículos bélicos, “quiero que la gente venga a conocer las trincheras y los nidos de ametralladora, para ello realizaré un recorrido por las mismas”, comentó. El empresario cree que estos establecimientos hosteleros mejorarán el servicio que se ofrece en la localidad, profesionalizándolo aún más si cabe.

A finales de la pasada legislatura Conceyu presentó una moción en el pleno en la que se instaba al Consistorio a que iniciará los trámites necesarios para la adquisición del inmueble, que se encuentra a cinco minutos del centro de Lugones con acceso peatonal y rodado, y entre diez y veinte minutos con las principales poblaciones asturianas.

El portavoz de Conceyu, Rafael Rodríguez, pedía que se reservara una partida presupuestaría, se emplearan los remanentes o se realizará una modificación de crédito para la compra. La propiedad se compone de un edificio de casi 1.000 metros cuadrados y una parcela de casi 13.000 metros cuadrados, además trincheras y nidos de ametralladora del periodo de la Guerra Civil, un patrimonio histórico cultural de valor único en Asturias, y que por sí solo ofrece un aliciente más para su visita. Se paralizó dicha moción y el equipo de gobierno de la pasada legislatura de Foro Asturias decidió valorar el inmueble.